Costa Rica y su crisis en el magisterio: ¿Ineptitud, negligencia o mala fe?

huelga_maestros_crLa huelga declarada hace ya casi siete días por sindicatos del gremio magisterial de Costa Rica, ante el incumplimiento (desde hace varios meses) del pago de salarios a los educadores, podría extenderse de manera indefinida si se confirman las decenas de denuncias sobre irregularidades en los depósitos efectuados en la noche de este lunes 12 de mayo, cuando se suponía quedarían subsanadas la mayor parte de las fallas de una plataforma tecnológica nueva, implementada en tiempo record y con resultados caoticos por funcionarios de la administración anterior.

Y ahora es al nuevo gobierno a quien le toca correr para buscar soluciones, totales y parciales, a muy corto plazo, a fin de evitar que el fuego de la ausencia de recursos económicos en miles de hogares de maestros y profesores, se convierta en un incendio arrasador…. por que el hambre y las deudas, dicen, son malas consejeras y nublan la razón.

Los maestros y profesores hablan de que esta noche sus salarios llegaron con faltantes de entre 30 y 40 mil colones. Un profesor de un colegio técnico agropecuario ubicado en San Ramón de Alajuela, dijo que hoy no le habían depositado “absolutamente nada… ya no tengo a nadie más a quien pedirle prestado”, agregó.

¿Qué es lo que ha provocado esta situación tan complicada? ¿Por qué se implementó el delicadísimo cambio de una plataforma de pago de salarios que involucra a miles de trabajadores estatales a tan pocos días de un cambio de gobierno? ¿Para qué correr ante un reto tan complejo, si, a como ahora resulta evidente, no se tenía la certeza o la capacidad para asegurar el correcto funcionamiento de la nueva plataforma tecnológica?

¿Ineptitud, negligencia, mala fe? No lo sabemos todavía. Pero será responsabilidad de la nueva administración de don Luis Guillermo Solís Rivera[email protected] investigar a fondo lo que ha sucedido, individualizar las responsabilidades, descubrir la intencionalidad, si la hubiere,  y poner su máximo esfuerzo para que la impunidad no vuelva a anteponerse como ganadora ante hechos como este. Si hay gato encerrado, hay que buscarlo aunque no  maulle.

Amor con hambre no dura.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario