Costa Rica denunciará introducción de dragas en el río San Juan

Río San Juan / Imagen de www.lajornadanet.com

Río San Juan / Imagen de www.lajornadanet.com

El gobierno de Costa Rica denunciará ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la intención de Nicaragua de utilizar más dragas para agilizar el proceso de limpieza del fronterizo río San Juan, advirtió hoy el presidente Luis Guillermo Solís. Solís reaccionó así ante declaraciones del ex comandante guerrillero Edén Pastora, quien dijo al diario La Nación que el gobierno nicaragüense aumentará de dos a 15 el número de dragas en el río. Pastora es el responsable de Nicaragua en la operaciones de limpieza de la vía acuática, que pertenece al vecino país pero sobre el que Costa Rica tiene derechos de libre navegación con fines de comercio, al amparo de un tratado suscrito en 1858. Una operación de dragado del San Juan iniciada por Nicaragua en 2010 desembocó en un serio enfrentamiento diplomático, que se mantiene aún, luego de que Costa Rica acusara a su vecina de invadir una pequeña porción de su territorio, ubicado en la margen derecha del río, conocido como isla Portillos, y de abrir un canal artificial en el sector, publicó la agencia DPA.

El pequeño enclave es ahora disputado en la Corte Internacional de la Haya, en la que Costa Rica también enfrenta una demanda de su vecina que la acusa de cometer un supuesto “crimen contra la naturaleza” con la construcción de una ruta paralela a la frontera y que corre en unos 120 kilómetros muy cerca del río. Nicaragua tiene actualmente en operación dos dragas en el San Juan, y dos en mantenimiento. Ante los reclamos y contraacusaciones de los dos países en la CIJ, el Tribunal unificó las dos demandas y dictó, hace dos años, medidas cautelares, prohibiendo a los dos países mantener personal civil y militar en el sector en disputa, aunque no impidió a Nicaragua la limpieza de la vía acuática. Solís advirtió este viernes que un eventual aumento del caudal del San Juan, debido al dragado, “podría tener una incidencia muy fuerte sobre isla Calero”, el territorio donde está isla Portillos. Y aclaró que se trata de información previsora ante un eventual daño.

“Se solicitará a la Corte que haga las investigaciones que correspondan (…). Un programa de dragado del río puede tener un impacto muy fuerte sobre un territorio costarricense”, alertó Solís. La posición del gobierno costarricense se produjo cuatro días después de que un periódico de Nicaragua publicó declaraciones de la viceministra de Seguridad costarricense, Carmen Muñoz, quien consideró urgente el restablecimiento de un diálogo entre los dos países para abordar los diversos problemas limítrofes que afectan las relaciones bilaterales. No obstante, el canciller Manuel González aclaró que la posición costarricense en torno al conflicto en el San Juan se mantiene invariable. “Que no se interprete que Costa Rica esté pidiendo ese diálogo. La señora viceministra (Muñoz) no tiene porqué conocer los detalles legales de los juicios”, que se ventilan en la CIJ, dijo el canciller.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario