Costa Rica denuncia a Nicaragua por “incursión y destrozos ambientales”

Manuel González y Celso Gamboa, ministros de Relaciones y Exteriores y Seguridad Pública de Costa Rica.

Manuel González (izquierda) y Celso Gamboa, ministros de Relaciones y Exteriores y Seguridad Pública de Costa Rica.

El gobierno de Costa Rica denunció hoy nuevas incursiones a su territorio por parte de Nicaragua, que “violan lo dispuesto por la Corte Internacional de Justicia, y alertó sobre nuevas provocaciones, especialmente de actividades en la margen derecha del Río San Juan, donde personal nicaragüense ha talado árboles y vegetación y penetrado en territorio costarricense”, indica una nota de prensa conjunta del Ministerio de Relaciones Exteriores y de Seguridad Pública.

Es una grave violación a nuestra soberanía e integridad territorial, denunció el Ministro de Relaciones Exteriores, Manuel A. González Sánz.

Las nuevas actividades, realizadas por parte de personas provenientes de Nicaragua y en conexión con labores de dragado del Río San Juan fueron detectadas recientemente, señala la denuncia. Cuando las autoridades policiales costarricenses indagaron las razones de la presencia en suelo nacional, las mencionadas personas afirmaron ser parte de la operación de dragado y que la llamada “limpieza” de la margen derecha del Río San Juan se estaba llevando a cabo por orden del Gobierno de Nicaragua.

Estas nuevas actividades “equivalen a una agravación de la disputa”, que se inició en octubre de 2010, cuando Costa Rica denunció la incursión de efectivos militares nicaragüenses en territorio nacional (Isla Portillos-Isla Calero).

Durante una conferencia de prensa conjunta, el Ministro de Relaciones Exteriores, Manuel A. González y el Ministro de Seguridad, Celso Gamboa, anunciaron una intensa ofensiva política y diplomática a la vez que advirtieron que cualquier persona se sea sorprendida en el territorio nacional realizando estas actividades será detenida y puesta a la orden de las autoridades.

Mediante nota diplomática Costa Rica reiteró hoy a Nicaragua “el cese inmediato de todas las actividades en la margen derecha del Río San Juan, que es territorio indiscutiblemente costarricense”. Denunció que tales actividades constituirían “una violación adicional de Nicaragua a las medidas provisionales indicadas por la Corte Internacional de Justicia”.

Sostuvo, igualmente, que las mencionadas actividades, que irrespetan la soberanía costarricense y causan daños ambientales, “equivalen a una agravación de la disputa”. Advirtió que “cualquier persona que sea sorprendida llevando a cabo las actividades mencionadas en su territorio será detenida de inmediato”.

Una serie de acciones han iniciado los dos ministros:

• Informaron en una reunión informativa con los Jefes de las fracciones de los partidos políticos representados en la Asamblea Legislativa sobre la gravedad de las nuevas provocaciones de Nicaragua.
• Explicaron los hechos a los directores y directoras de medios de comunicación nacional.
• Agradecieron todos los apoyos y reiteramos nuestro llamado a mantenernos unidos como nación.
• En las próximas horas, se instruirá a los Embajadores para que se presenten ante las cancillerías de los países donde nos representan para que expliquen los alcances de las nuevas agresiones.
• Orden inmediato a la Fuerza Pública para la detención de cualquier personas en condición irregular en territorio costarricense y que se encuentre en actos delictivos contra la soberanía e integridad territorial costarricense.
• Costa Rica hará de conocimiento de la Corte Internacional de Justicia los nuevos atropellos y destrozos.
• Adopción de medidas para el reforzamiento de la presencia policial en la zona.
• Costa Rica también protestó recientemente ante Nicaragua que el que personal militar y de migración de Nicaragua en el puesto de El Delta impidió la libre navegación de personal costarricense en labores relacionadas con el cierre del caño excavado por Nicaragua, lo cual para Costa Rica constituye “una violación flagrante de sus derechos de navegación de conformidad con el Tratado Cañas-Jerez, y también de lo que Costa Rica ha entendido era un acuerdo entre las partes para facilitar la aplicación de la Providencia sobre medidas provisionales dictadas por la Corte Internacional de Justicia el día 22 de noviembre de 2013, así como de las recomendaciones formuladas por la Secretaría de la Convención de Ramsar en su Informe N ° 77”.

Como parte de las notas intercambiadas, el Canciller de Costa Rica, dice a su homólogo de Nicaragua: “Costa Rica espera que Nicaragua se abstenga de impedir cualquier navegación de personal costarricense a futuro en relación con el cierre del caño”.
En noviembre de 2010, Costa Rica denunció ante la CIJ la invasión y ocupación de territorio nacional (Isla Portillos-Isla Calero) por Nicaragua, en octubre de ese año. El 8 de marzo de 2011, la CIJ dictó medidas cautelares y ordenó a Nicaragua despejar el sitio y otorgó a Costa Rica la custodia ambiental del mismo.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario