Cosep: Policía debe proteger la vida y la seguridad de los ciudadanos | Nicaragua

El derecho a la propiedad privada es inviolable

“Los agentes de la Policía Nacional no cumplieron con su deber de proteger la vida, no observaron las normas ni procedimientos legales internos que rigen su actuación policial”, afirma el Cosep.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), se pronunció este martes sobre la tragedia que ha conmocionado al país desde la noche del sábado 11 de julio, cuando elementos de una fuerza élite antinarcóticos de la Policía Nacional abrió fuego contra un vehículo donde viajaba una familia, asesinando a tres desus miebros y dejando a dos más heridos de gravedad.

La institución policial justificó el hecho indicando que el conductor del vehículo, identificado como Milton Reyes, no atendió la orden de alto de los agentes, quienes estaban encapuchados, en una zona oscura de una barriada de Managua y sin ningún distintivo o señal que indicara que se trataba de un retén oficial. Reyes argumentó que no se detuvo porque pensó que se trataba de un asalto.

En un comentario editorial publicado en su sitio web, el Cosep expresa su punto de vista sobre este trágico hecho, señalando que “… los agentes de la Policía Nacional no cumplieron con su deber de proteger la vida, no observaron las normas ni procedimientos legales internos que rigen su actuación policial…”.

La cúpula empresarial nicaragüense considera que esta situación exige a la jefatura de la Policía Nacional “una profunda revisión interna de sus normas y procedimientos de actuación”. En este punto también hace alusión a la actuación de la policía el pasado miércoles 8 de julio, cuando ciudadanos que se manifestaban frente al Consejo Supremo Electoral (CSE), en demanda de elecciones libres y transparentes en 2016, fueron violentamente reprimidos. Durante estos hechos varios diputados opositores, periodistas y civiles en general fueron golpeados, arrastrados y encarcelados durante varias horas.

El Cosep también demanda que “se realice a la mayor brevedad  un proceso investigativo que permita definir las responsabilidades penales individuales de los agentes involucrados y su remisión a las autoridades judiciales para su juzgamiento”.

Texto del editorial del Cosep

El domingo 12 de julio se conocieron los trágicos hechos por los cuales, ante un operativo  de miembros de la especialidad antinarcóticos de la Policía Nacional, se produjo la muerte de tres inocentes miembros de la familia Reyes Ramírez, y se encuentran en estado grave dos menores; ante esa situación de dolor y luto en las familias nicaragüenses, el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) hace pública la posición siguiente:

  1. La Policía Nacional por mandato constitucional y legal tiene por misión proteger  la vida, la integridad y la seguridad de las personas y sus bienes en estricto apego al respeto de los derechos humanos; la prevención, persecución e investigación del delito y lo demás que le señale ley; y en esa labor ha tenido el reconocimiento nacional e internacional por su eficiencia, lo cual nos ha  llevado a ser uno de los países más seguros de América Lati
  2.  Por eso resulta determinante que la Policía Nacional en cumplimiento de su mandato actúe observando con rigor su Código de Conducta, para evitar un uso de la fuerza que cause un daño grave e irreparable en las personas, rigiéndose por los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilización de sus medios.

  3. La Policía Nacional según sus normas “puede utilizar solamente armas de fuego cuando exista un riesgo racionalmente grave para su vida, su integridad física o la de terceras personas; o con el propósito de evitar la comisión de un delito particularmente grave que entrañe una seria amenaza para la vida, o con el objeto de detener a una persona que represente ese peligro, que oponga resistencia a la autoridad, o para impedir su fuga y solo en caso que resulten insuficientes medidas menos extremas para lograr dicho objetivos; o en aquellas circunstancias que puedan suponer un grave riesgo para el orden público”.

Los hechos conocidos en los cuales perdieran la vida tres personas inocentes y se encuentren en estado de gravedad dos menores, dejan en evidencia que los agentes de la Policía Nacional no cumplieron con su deber de proteger la vida no observaron las normas ni procedimientos legales internos que rigen su actuación policial, lo cual es una situación que exige:

I. Que la Jefatura de la Policía Nacional ordene una profunda revisión interna de sus normas y procedimientos de actuación  frente a la ciudadanía; los cuales como evidencian los hechos en el CSE donde hubo lesionados, incluyendo periodistas en ejercicio de su labor,  y en Las Jagüitas donde hubo muertos, están resultando desproporcionados y contrarios con su misión principal de proteger la vida y la seguridad de las personas.

II. Que se realice a la mayor brevedad  un proceso investigativo que permita definir las responsabilidades penales individuales de los agentes involucrados y su remisión a las autoridades judiciales para su juzgamiento.

III. Que la Policía Nacional en su actuar profesional debe regirse siempre en estricto apego a la Constitución Política, las leyes, sus normativas y procedimientos para proteger la vida y la seguridad de los ciudadanos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario