Cosep pide certidumbre para confiscados mientras dirigente denuncia allanamiento

Foto de Alejandra Torres, quien estaba en la casa de Francisca Ramírez Torres mientras la Policía y el Ejército realizaban el allanamiento. / Imagen de La Prensa-J.Duarte.

Foto de Alejandra Torres, quien estaba en la casa de Francisca Ramírez Torres mientras la Policía y el Ejército realizaban el allanamiento. / Imagen de La Prensa-J.Duarte.

El COSEP llamó para que se dé “seguridad y certidumbre” a las personas que serán afectadas en el proceso de expropiación del Canal Interoceánico en Nicaragua.

“Continuamos haciendo el llamado para darle certidumbre a estas seis mil familias que en principio se verían afectadas de darse el canal, que se priorice a la gente que va a ser expropiada”, indicó José Adán Aguerri, presidente de la institución.

Ojalá que este proceso de negociación se convierta en un proceso voluntario de compra-venta, dijo, agregando que “el llamado que estamos haciendo es para que este proceso se acelere y se cumpla con el compromiso público establecido tanto por la Comisión del Canal como por la empresa HKND para que las personas queden mejor de lo que están”, expresó.

La organización Cocibolca, dedicada a asistir a los afectados por el proyecto, denunció la detención de uno de los líderes del movimiento de propietarios en Nueva Guinea y el allanamiento de las casas de propietarios que participaron en las protestas públicas por parte de miembros de la Policía y el Ejército, informó Trinchera de la Noticia.

Policía y Ejército allanan casa de líder de marcha contra el Canal

La casa de Francisca Ramírez Torres, una de la líderes de las marchas contra el Canal de la zona sur de Nueva Guinea, y habitante de la colonia La Fonseca, fue allanada por uniformados de la Policía y el Ejército de Nicaragua, dio a conocer este miércoles el diario La Prensa de Nicaragua.

En el momento del hecho, Francisca Ramírez no estaba en su hogar, sin embargo, su mamá, Alejandra Torres, quien sí se encontraba en la casa, aseguró que no pudo hacer nada para impedir el paso de los agentes armados.

Alejandra dijo que los uniformados llegaron argumentando que realizarían un cateo, “ yo no me opuse. ¿Qué voy hacer ante varios hombres armados? Además estamos seguros que mi hija, mi familia no anda en delitos de ningún tipo y no tenemos armas en ningún lado. Yo miré un poco de hombres que eran policías y del Ejercito”.

Ni Alejandra Torres ni su hija Francisca, han reportado hasta el momento objetos faltantes, pero aseguran que todas sus pertenencias fueron registradas por lo agentes, quienes se retiraron del lugar inmediatamente luego del allanamiento.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario