Corinto, puerto vital para carteles de la droga | narcotráfico

Corinto, Chinandega, Nicaragua

Corinto, Chinandega, Nicaragua

San Salvador. Los narcotraficantes siempre buscan nuevas alternativas para enviar la droga hasta los distribuidores en Norte América, sobre todo por vía marítima. Lo hacen tanto por el Atlántico como por el Pacífico y de estas dos rutas, la segunda se ha mantenido más activa en los últimos dos años, señalaron fuentes salvadoreñas.

La razón de ese incremento de actividad es porque “mucha de la producción (de droga), sobre todo de Colombia, fue trasladada de las zonas del Atlántico al Pacífico, hacia donde fueron movidos los laboratorios”, asegura el subcomisionado Marco Tulio Lima, jefe de la División Antinarcóticos (DAN), de la Policía Nacional Civil (PNC).

De acuerdo con Lima, los cambios de rutas de envío de la droga han sido observados a partir de septiembre del año pasado.

Una de las evidencias de estas variaciones ha sido la captura de sujetos y el decomiso de lanchas que la Policía ha realizado en los últimos años, sostiene. Y detalla que en lo que va de 2015, registran el decomiso de droga en diferentes procedimientos. De esos casos, los realizados en el mar han dejado mil 69 kilos de cocaína incautados, entre febrero y abril.

Los principales productores siguen siendo Bolivia, Ecuador, Venezuela y Colombia, desde donde se mueve los grandes cargamentos hacia Norte América, afirmó el jefe de la División Antinarcóticos.

Trasiego multinacional es incontenible

En el trasiego de cientos de kilos de la droga participan ciudadanos de los referidos países del sur del continente y, además, durante el proceso cuentan con el apoyo de nicaragüenses, salvadoreños, hondureños y guatemaltecos, según se extrae de las capturas, señala Lima. En el traslado, los capos utilizan lanchas tiburoneras de dos motores fuera de borda. Aunque las naves están equipadas con los aparejos para simular que los tripulantes son pescadores, también cuentan con compartimentos en los que almacenan la cocaína.

El jefe de la DAN de El Salvador dijo que tienen conocimiento de que las lanchas con grandes cargamentos navegan a una distancia de entre 250 y 450 millas náuticas (entre 463 y 833 kilómetros), en aguas internacionales.

Las embarcaciones que han sido interceptadas por autoridades salvadoreñas eran lanchas tiburoneras que navegaban a una distancia menor, entre 15 y 20 millas náuticas (entre 20 y 37 kilómetros), explicó el subcomisionado Lima.

Por lo general estas embarcaciones tienen como punto de referencia Puerto Corinto, en Nicaragua, desde donde continúan su travesía por el Golfo de Fonseca y luego siguen hacia el norte. Llegan a Puerto Quetzal, en el departamento de Jutiapa, Guatemala. Y de ahí siguen su recorrido para entregarla a los carteles mexicanos, que se encargan de llevarla a su destino final.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario