Comida solo para agosto en el Corredor Seco | Nicaragua

La sequía debilitó las reservas de comida de las comunidades rurales o campesinas.

La sequía debilitó las reservas de comida de las comunidades rurales o campesinas.

No solo los productores están haciendo ver la crítica situación que enfrentan diferentes comunidades del “Corredor Seco” de Nicaragua, donde la sequía hace estragos golpeando aún más el pobre estado de vida de los campesinos.

“Cuando hicimos el último monitoreo de reservas de alimentos, se consideró que solo tenían comida para el mes de agosto”, dijo ayer Janis Zapata, representante del Centro Intereclesial de Estudios Teológicos y Sociales, CIEETS, en el municipio de Villanueva, departamento de Chinandega.

La sequía debilitó las reservas de comida de las comunidades rurales o campesinas. La producción de frijol y maíz quedó prácticamente en cero, mientras el agua de consumo humano también está escasa.

“Se supone que la canícula terminaría el 15 de agosto, pero ya llegamos al 25 de agosto sin lluvias. Los  productores tienen las áreas preparadas y aún no han sembrado, por falta de lluvia.  El año pasado, para esta fecha,  la postrera ya la habían sembrado, el maíz, el sorgo, ahora nada”, agregó con pesar la delegada del CIEETS, organismo que trabaja dando asistencias a las familias productoras del campo en diferentes localidades del país.

No hay agua potable y la poca está sucia

Los problemas en Villanueva son serios. Con suerte, el agua potable se ofrece dos veces a la semana, en el casco de la ciudad donde hay tubería, mientras en las zonas propias del campo, los pozos han perdido su nivel y los pobladores resienten la escasez de agua.

“En 11 comunidades hicimos una muestra de un 40 por ciento de familias. Monitoreamos unas  200 familias. En la zona, no sembraron mucho en el ciclo de primera, gracias a Dios (las pérdidas serían mayores).  La misma situación de poca  lluvia, no permitió sembrar”, explicó.

“Pero los que sembraron un 40 por ciento de sus  áreas, perdieron todo, unas  250 manzanas de maíz, sobre todo frijol, se desperdiciaron.  Las únicas familias que pudieron recolectar algo, fueron las que  implementaron una técnica agroecológica, que se llama Agricultura Conservacionista Familiar, y pudieron generar cierto rendimiento para el autoconsumo”, comentó Zapata.

“60 por ciento de las familias consumen agua de pozo. Un 40 por ciento es potable, pero se ha reducido la frecuencia con la que se distribuye el agua. A veces, el abastecimiento de agua potable  se da dos veces por semana, porque las fuentes subterráneas de agua han disminuido su capacidad, en el caso de los pozos, también, un 40 por ciento de estos, se han secado”, concluyó.

900 mil quintales menos de arroz en 2015

Unos 900 mil quintales de arroz se dejarán de producir este año por los efectos de la sequía, pero el bocado de arroz, parece estar garantizado, según explicó ayer Ulises Espinoza, presidente de la Asociación Nicaragüense de Arroceros.

El arroz requiere de mucha agua, pero hasta el momento sus productores se han logrado mantener en pie, porque gran parte de la cosecha se planifica con planes de riego, succionando agua de pozos artesianos o de grandes fuentes naturales como el lago Cocibolca.

“Cuando hablamos del arroz de riego, uno sabe que debe planificar bien y conocer la disponibilidad de agua de las fuentes, siempre, antes de sembrar, garantizamos que haya agua, pero hace falta más inversión, hay que construir más pozos”, dijo Espinoza.

“No se puede negar que los arroceros se han visto perjudicados por la sequía, pero no podemos estar especulando con esto y poniendo inquietos a los consumidores. No podemos ser irresponsables y subir precios así por así”, consideró. Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario