Colombia insiste que la Haya no tiene competencia por demanda nica | CIJ

cij_2La delegación de Colombia “lamentó” ante los magistrados de la Corte Internacional de Justicia de la Haya, que su contraparte de Nicaragua, se haga “la víctima” por sus reclamos de incumplimientos de los colombianos en la resolución que establece los nuevos límites con ese país.

Además este lunes, en el inicio de la audiencia preliminar en la Corte, los representantes de Colombia insistieron ante el órgano jurisdiccional, que se declare incompetente para no darle paso a los señalamientos de incumplimientos de la sentencia de la Haya.

“No existe disputa antes de llegar aquí a la jurisdicción de la Corte”, declaró a Efe la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, sobre la demanda interpuesta por Nicaragua. Holguín definió como “buena” la presentación por parte del equipo jurídico de Bogotá ante la Corte, que defendió que Colombia está “comprometida totalmente con la ley” y que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos “rechaza” las acusaciones de Daniel Ortega, al querer hacerse pasar como “víctima”.

El agente de Colombia ante la CIJ, Carlos Gustavo Arrieta, sostuvo que la demanda nicaragüense llegó como una “completa sorpresa” para Bogotá. Agregó que esa demanda “era muy frustrante para Colombia” dada la entonces “pacífica situación en el mar y las declaraciones repetidas de las partes de su voluntad de tratar de negociar un tratado para implementar la sentencia” de la Corte de 2012.

El jurista y exembajador en Holanda mantuvo la línea defendida por Colombia desde hace años, en virtud de la cual la CIJ “no es competente” para resolver la disputa. El consejero legal y miembro de la Comisión de Derecho Internacional, Michael Wood, recordó que el país andino denunció el Pacto de Bogotá por el que aceptaba la jurisdicción de la CIJ y que el artículo 56 deja claro que la “Corte no tiene jurisdicción con los procedimientos en relación al caso denunciado por Nicaragua”. La Mesa Redonda.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario