Centroamérica sentiría efectos de “El Niño” a partir de julio

 

Imagen spaceplace.nasa.gov

Imagen spaceplace.nasa.gov

Lluvias irregulares e inferiores a lo normal, una canícula o veranillo prolongado y más intenso a mediados de año y el aumento de la temperatura superficial del océano Pacífico y del aire serían algunos de los efectos del fenómeno de El Niño en Centroamérica, a partir de julio de este año, lo que hace necesario que los países de la región emprendan acciones de prevención y mitigación.

Este es el llamado que hace la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (SECAC) a los Ministros de Agricultura del área, con base en diagnósticos climáticos emitidos por la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) y por la perspectiva climática presentada por el Foro del Clima de América Central el pasado 9 y 10 de abril en Guatemala.

La SECAC, administrada por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), informó a los ministros que condiciones propias de El Niño podrían presentarse a mediados de este año, sobre todo en el litoral pacífico de la región, donde se anticipan lluvias irregulares y por debajo de lo normal y una temporada seca más intensa hacia finales del año e inicios del 2015.

Por esta razón, los países centroamericanos deben estar atentos a las situaciones típicas asociadas con la presencia de El Niño, de manera que puedan tomar acciones oportunas, con particular atención a los productores y los territorios rurales más vulnerables, como el corredor seco centroamericano, y a actividades como la siembra de granos básicos y la ganadería.

Manuel Jiménez, especialista del IICA, explicó que, de acuerdo con la NOAA y el Foro del Clima, aunque las condiciones atmosféricas y oceánicas muestren ENSO-neutral (no Niño, no Niña), sí reflejan una clara tendencia hacia el desarrollo de un nuevo episodio El Niño a mediados del año en curso.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario