Centroamérica pide apoyo para enfrentar sequía | Nicaragua

sequiaEl Consejo Agropecuario Centroamericano, compuesto por los ministerios de Agricultura de la región, acordó hoy en Managua solicitar a organismos internacionales apoyo técnico y financiero para enfrentar el cambio climático, el fenómeno de El Niño y la sequía que azota a buena parte de Centroamérica.

“Hemos acordado hacer un llamado a la comunidad internacional para financiar aquellas medidas estructurales como el uso y la conservación del agua y aquellos sistemas de riego necesarios para sostener la agricultura familiar y garantizar la estrategia de seguridad alimentaria” en Centroamérica y República Dominicana, dijo a la agencia EFE el presidente temporal del consejo, Oreste Ortez.

Ortez, ministro de Agricultura de El Salvador, aseguró que El Niño “ha alcanzado dimensiones bastantes fuertes”, que han provocado afectaciones en la producción de granos básicos, como maíz y fríjol, y en la ganadería, que no cuantificó. El déficit de lluvias afecta especialmente al llamado “corredor seco” centroamericano, un enorme territorio semiárido que abarca las costas pacíficas de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Tras sistemas de riego más eficientes

El funcionario descartó, sin embargo, declarar una emergencia en Centroamérica, “porque si bien es cierto que las pérdidas tienen magnitud, los países tienen otras regiones que permiten transición o cosechas en otra estación que están compensando en gran medida”. Además, sostuvo que los Gobiernos han tomado medidas de orden de abastecimiento “a efectos de asegurar de que no haya escasez” ni volatibilidad de los precios.

Por su lado, el ministro nicaragüense de Agricultura y Ganadería, Edward Centeno, dijo que buscan recursos para implementar “aquellos sistemas de riego que sean más eficientes”. En tanto, el viceministro de la secretaría de Agricultura y Ganadería de Honduras, José Luis Osorio, dijo que los países requieren recursos porque se encuentran “en una posición” que les obliga a hacer cambios tecnológicos en las formas de producción. “Hablamos de hacer reservorios de agua y, a su vez, tener sistemas de riego por goteo que son los más eficientes”, puntualizó.

“El cambio climático se va a quedar, lo que tenemos es que adaptar la agricultura a ese cambio que hoy tenemos”, apuntó. Otro acuerdo del Consejo es hacer un llamado a los organismos regionales, internacionales y agencias de cooperación para que las informaciones que brinden “estén en correspondencia con la realidad concreta de los países”, con el fin de “evitar distorsiones en la información”, dijo, por su lado, el asesor del Gobierno de Nicaragua, Telémaco Talavera.

Consejo no reconoce reporte de la FAO

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió el pasado 14 de septiembre de que varios países centroamericanos han perdido una gran parte de su cosecha de cereales por la prolongada sequía asociada al fenómeno de El Niño. El Consejo Agropecuario no reconoce como oficial el reporte de la FAO, que destacó que la producción se ha reducido severamente por segundo año consecutivo en la región, sobre todo en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Según las predicciones de la FAO, la cosecha de maíz ha disminuido hasta un 60 % en ciertos países y la de fríjoles un 80 %, durante la principal temporada del año, que va desde mayo hasta septiembre. En el encuentro en Managua, el Consejo aprobó una propuesta de 10 puntos que será presentada a la Junta Interamericana de Agricultura a celebrarse en octubre próximo en México. La resolución está enmarcada en el Congreso de Tecnologías Agropecuarias, un evento de dos días en el que expertos de diferentes países de Latinoamérica discutieron cómo enfrentar mejor los efectos del cambio climático y la sequía que afecta a la región.

El congreso se desarrolló en un hotel de Managua y contó con la participación de expertos de Argentina, Brasil, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Honduras, México y Panamá. También incluyó a los directores de institutos nacionales de investigación de Centroamérica, así como del Consejo Agropecuario Centroamericano. La sequía asociada a El Niño, un fenómeno meteorológico caracterizado por el calentamiento anormal de las aguas superficiales en el Pacífico oriental, hace que se retrase la siembra, se reduzca la superficie labrada y se frene el desarrollo de los cultivos en Centroamérica. Carta Bodán.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario