CEN: Un gran diálogo nacional y una profunda reforma política al sistema electoral

Por Lilly Soto Vásquez

La Iglesia católica no dudó en ningún instante, en hacer uso de todo el andamiaje histórico que le antecede para abordar de una manera holística e integral la situación de Nicaragua en el pasado diálogo con el Gobierno central sostenido el 21 de mayo en la sede de la Curia Arzobispal.

La Conferencia Episcopal en el documento “En  búsqueda de nuevos horizontes para una Nicaragua mejor” estructurado en tres  partes, a saber: Introducción (puntos 1 y 2); Desarrollo  que comprende  6  subpartes: I. La familia. Puntos 3 a 7); II. La problemática nacional (puntos 8 al 16); III. Derechos Humanos (puntos 18 al 21); IV. Algunas situaciones del vicariato apostólico de Bluefields (puntos 22 al 28); V. El trabajo de evangelización y algunas políticas del  gobierno (puntos 29 al 34): VI. La institucionalidad (35 al 44);  y  parte 3. Conclusión  que comprende los puntos (45 y 46)  planteó al gobierno de Nicaragua, críticas contundentes sobre su actuación en estos siete años y realizó dos propuestas: 1) un gran diálogo nacional y la segunda una profunda reforma política  de todo el sistema electoral del país.

De igual manera demandó a todos los nicaragüenses a que reflexionemos sobre los hechos que han ocurrido en estos dos períodos gubernamentales (2007-2012) y lo que va del período (2012-2016).

Con un discurso claro, conciso, concreto y corto, en 46 puntos, la Conferencia Episcopal de Nicaragua hizo un recorrido de la realidad socio económica y político-social del país.

Considero que  hubo muchos puntos fuertes: Uno de ellos es el punto 42, cuando le hacen ver al Presidente que  “los años pasan y nadie es eterno”  y le afirman.

Sin embargo, usted tiene todavía la posibilidad de demostrar su voluntad de favorecer una auténtica apertura al pluralismo político en la nación; colaborar activamente a replantear el funcionamiento integral del sistema político y buscar caminos de concertación a nivel nacional, restableciendo la normalidad política de un auténtico estado democrático. ( CEN:2014:  punto 42)

Otro tema que considero importante para el debate, es la afirmación sobre la persona humana y su derecho a pensar, leámosle:

…Lamentablemente en Nicaragua hemos ido evidenciando en los últimos años un intento de reduccionismo de las personas, a través de adoctrinamientos exteriores que hacen de ellas seres dependientes, cercenando su inteligencia, su voluntad y la libertad de ser ellas mismas. Las políticas que despojan a la persona de su libertad, principio normativo de su conducta moral, suprimen en ella toda dignidad y capacidad de discernimiento moral  a la luz de la fe, dejándose llevar por estímulos ciegos. La persona humana no puede ser considerada una simple ruedecilla                 del engranaje gigantesco de la colectividad, negando la individualidad y los derechos naturales propios de la persona humana. (cf.Divini Redemptoris, 10). (CEN, 2014: punto 29).

Tanto los derechos humanos de todos los nicaragüenses en sus diferentes generaciones; como los derechos de los privados de libertad, fueron atendidos en este documento de la CEN, al igual que el tema de la Institucionalidad, sin embargo , debemos recalcar sobre este tema, lo siguiente:

…Creemos que la actual estructura institucional y política del país, no traerá ni a mediano ni a largo plazo ningún beneficio ni para los actuales gobernantes, ni para los miembros del partido gobernante, ni para ningún nicaragüense. (CEN, 2014: punto41).

En relación al proyectado Canal por Nicaragua, demandó lo siguiente:

…Es urgente  en relación con la posible construcción del Canal, no sólo que    se dé a conocer lo más pronto posible la ruta, la ubicación de las nuevas ciudades, la duración de la construcción, el modo y el precio con el que pagarían la tierra a sus legítimos y actuales dueños y un estimado del número de sus trabajadores, sus procedencias y muchos otros detalles, sino que es decisivo y urgente que se discuta el proyecto con mayor profundidad, escuchando la opinión de los científicos nacionales y extranjeros expertos en la materia y armonizando los aspectos constitucionales, geológicos, técnicos y ambientales , y sopesando con serenidad los riesgos que comporta tal megaproyecto para la salvaguarda de nuestro medio ambiente y recursos naturales. (CEN, 2014; punto 27.)

Por motivos de espacio, no podemos seguir  analizando, pero lo haremos en futuros trabajos, no sin antes afirmar que la Iglesia, utilizó su poder para llamar la atención al gobernante, Comandante Daniel Ortega Saavedra, quien aceptó  que  su gobierno se autoproclamara “cristiano, socialista y solidario”, por lo que ahora , tendrá que aceptar éste y los próximos llamados de atención. Por ello, nos hacemos eco del dicho popular: No hay que tocar a Dios con las manos sucias.

Guatemala de la Asunción, 22 de mayo de 2014.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario