Carlos Argüello: Costa Rica debe resarcir daños a Nicaragua

Carlos Argüello, representante de Nicaragua ante la CIJ / Imagen de El Nuevo Diario

Carlos Argüello, representante de Nicaragua ante la CIJ / Imagen de El Nuevo Diario

Costa Rica debe resarcir los daños ocasionados a Nicaragua por la construcción de la carretera fronteriza en la margen del Río San Juan, y esa es la denuncia de Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de La Haya. El representante de Nicaragua ante la CIJ, Carlos Argüello, dijo hoy que este país planteó ante el máximo tribunal de justicia la modificación de esa vía para cumplir con los estándares internacionales, a fin de evitar cualquier tipo de daños al Río San Juan, publicó la agencia Xinhua.

El gobierno de Nicaragua presentó la víspera ante la CIJ el documento de réplica en el juicio por la carretera costarricense construida paralela al Río San Juan, junto con las pruebas de los supuestos daños causados al medio ambiente. Argüello, vía telefónica con Canal 4, señaló que Nicaragua pide no se permita usar la carretera mientras no se cumpla con las reglas centroamericanas e internacionales para obras de esa magnitud.

Agregó que se deben cambiar cosas totalmente, entre ellas el rumbo en ciertas zonas de la carretera costarricense, porque no puede quedar pegada al Río (San Juan). “Nosotros pedimos resarcir los daños ocasionados, y hacer cambios sustanciales en esa carretera, obviamente tomando todas las precauciones y haciendo el estudio de impacto ambiental necesario para cualquier obra de esa magnitud, el cual debe ser comunicado a Nicaragua”, subrayó Argüello.

No puede ser utilizada para transporte de tóxicos

Agregó que mientras la carretera no cumpla todos los requisitos de Centroamérica e internacionales, no puede ser utilizada mucho menos para transporte de tóxicos como gasolina o cualquier tipo de tóxicos de esa naturaleza. “Estudios científicos determinan que anualmente caen 130.000 metros cúbicos de sedimentos (unas 20.000 camionadas) desde la carretera costarricense al Río San Juan”, acotó Argüello.

Añadió que ese sedimento no es abono para el Río (San Juan), sino veneno y un contaminante para los peces y las especies marinas, y la situación podría agravarse si la carretera se utiliza para transportar combustible u otras sustancias tóxicas. “Imagínense lo que sería un camión lleno de combustible que caiga al Río (San Juan), en esa carretera; es increíble sólo imaginarse si se utiliza para esos fines”, apuntó Argüello. Añadió que los argumentos de Costa Rica se basan en estudios realizados por sus instituciones y algunos particulares, en los cuales se señalan mentiras acerca de los daños ambientales ocasionados por la carretera tica.

Nicaragua contrató a una serie de científicos del más alto nivel, e incluso una empresa hace estudios de impacto ambiental, y varias personas de universidades famosas en el mundo estuvieron en Nicaragua inspeccionado la carretera, observando el impacto negativo de la misma”, acotó Argüello. Según el agente de Nicaragua en la CIJ, el veredicto del máximo tribunal de justicia de La Haya sobre la denuncia de Nicaragua contra Costa Rica podría estar listo en septiembre del año próximo.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario