Capturan a ex director de Seguro hondureño

Mario Zelaya

Mario Zelaya

El ex director del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Mario Zelaya, habría sido detenido en Nicaragua y no en Honduras, como lo informaron las autoridades. Marcelino Vargas, abogado defensor de Zelaya, informó que el ex funcionario fue capturado “en Nicaragua, cerca de Managua”, por “sujetos encapuchados, no se sabe si fue la autoridad”. “No hubo extradición formal sino que lo trajeron a la frontera y ahí lo entregaron”, aseguró.

Sobre la salud de Zelaya, quien fue observado en estado desmejorado, Vargas afirmó que “a cualquiera le afecta” la situación, publicó El Heraldo. El profesional del Derecho, quien negó que haya ocupado en algún momento algún cargo público, manifestó que el proceso contra Zelaya “es un caso normal, como cualquier otro”. “Para eso es el proceso, para defenderse. Vamos a ver qué es lo que tiene de cargo él. Tenemos que prepararnos, saber cuál es el proceso”, añadió.

Según las autoridades de Honduras, Zelaya fue detenido en el sector de Cifuentes, municipio de Trojes, departamento de El Paraíso, al oriente del país. “Ex director del Instituto Hondureño de Seguridad Social ha sido capturado (por) la Policía Militar, listo para rendirle cuentas a la ley”, informó temprano Casa Presidencial a través de su cuenta oficial en Twitter.

Había recompensa

Por su parte, el ministro de Seguridad Arturo Corrales, indicó que la captura de Zelaya se produjo a la 1:30 AM, al tiempo que calificó el hecho como “un hito moral en la historia de Honduras”. Extraoficialmente trascendió que la Policía de Nicaragua habría ejecutado la captura y luego informado a su similar de Honduras. Se dijo además que la detención tuvo lugar el fin de semana, aunque el proceso de entrega se concretó de forma confidencial hasta anoche entre autoridades de alto nivel de Honduras y Nicaragua.

A inicios de agosto, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional (Fusina), informó que Mario Zelaya se encontraba en Honduras, por lo cual se habían montado operaciones de búsqueda en diferentes sectores del territorio nacional. Pese a que existía un grupo de personas que le ayudaba a evadir la justicia, el comandante de Fusina, German Alfaro, insistió entonces en que “estamos tras la pista, tenemos gente especializada que estamos a punto, esta es cuestión de tiempo en el corto plazo. O cae hoy, mañana o pasado, pero tiene que caer”.

Para quien proporcionara información sobre el paradero de Zelaya, la Secretaría de Seguridad había ofrecido en julio una recompensa de un millón de lempiras.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario