Capriles: “El gobierno, hoy acelera su salida”

Una intensa jornada de protestas contra la Constituyente, fue violentamente reprimida por el régimen de Nicolás Maduro.

Al menos siete personas murieron el domingo en Venezuela en protestas contra la elección de los miembros de una polémica asamblea constituyente propuesta por el presidente Nicolás Maduro, en la jornada más letal desde que se inició una ola de manifestaciones antigubernamentales en abril.

Desde muy temprano, decenas de personas hacían filas para votar por los miembros del nuevo cuerpo de 545 asambleístas -que tendrá potestad para reescribir la Constitución y disolver los poderes públicos-, pero la afluencia de electores era exigua en Caracas y otras ciudades, según testigos de Reuters.

“Esta jornada ha sido un fracaso, un monumental fracaso, lamentablemente, con la pérdida de vidas humanas”, dijo el líder opositor, Henrique Capriles.

“El gobierno, hoy acelera su salida”, agregó el ex candidato presidencial quien sostuvo que casi culminada la jornada, la participación no alcanzada ni el 15 por ciento de los casi 20 millones de habilitados.

No obstante, el Consejo Nacional Electoral (CNE) extendió por una hora más el horario para sufragar y los aliados de Maduro celebraban la afluencia de votantes.

“Esto es la paz, la Constituyente; lo que la oposición quiere es muerte y guarimbas (protestas)”, dijo Olga Blanco, de 50 años, en un centro de votación en el centro de Caracas, donde una veintena de personas esperaba su turno.

Cifra de muertos podría aumentar

La oposición, que rechazó participar en la contienda, considera que la Asamblea Nacional Constituyente supone la consumación de una “dictadura” en el país petrolero y llamó a sus partidarios a seguir protestando en las calles.

La Fiscalía informó que siete personas murieron el domingo, pero la cifra podría aumentar a 13, según la oposición, en medio de escaramuzas registradas en varias ciudades de la nación como San Cristóbal en el occidente y Ciudad Bolívar en el sur.

En medio de violentos disturbios en el estado andino de Táchira, un militar murió de un impacto de bala en un centro electoral y dos adolescentes fallecieron en otras protestas.

En Caracas, la fuerza pública usó gases lacrimógenos para repeler a los opositores que protestaron vistiendo camisetas blancas y ondeando banderas de Venezuela.

En una zona acomodada de la capital, una explosión, cuyo origen no pudo ser precisado de inmediato, hirió a siete policías que lanzaban gases lacrimógenos a manifestantes. El estallido incendió cuatro motocicletas.

La comunidad internacional ha criticado la propuesta de Maduro y lo ha conminado a retroceder, pero el mandatario socialista insistió en su propuesta porque considera que la constituyente es la única opción para pacificar el país, inmerso en violentas protestas que han dejado, al menos, 122 fallecidos. Trinchera de la Noticia.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario