Bapli: Acusaciones contra Brooklyn Rivera no estan fundamentadas | Nicaragua

Como una “vendetta entre aliados”,  calificaron los diputados de la Bancada de la Alianza PLI, la desaforación que fue objeto  ayer en la Asamblea Nacional el Diputado  Brooklyn Rivera, solicitud hecha por el coordinador de la Bancada del Frente Sandinista, Edwin Castro.

Tras leer 16 acusaciones de supuestas ventas ilegales de tierras indígenas, así como de incitar a la violencia en la zona del municipio de Waspam, en la Región Autónoma del Caribe Norte, pidieron su destitución.

Diputado Eliseo Núñez / Imagen del diario La Prensa.

Diputado Eliseo Núñez / Imagen del diario La Prensa.

Los diputados del PLI, previo a votar en contra de la desaforación de Rivera, exigieron en el  hemiciclo de la Asamblea Nacional que se conformara una comisión especial de investigación de este Poder del Estado, tal como establece los procedimientos de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, la cual fue rechazada por la bancada orteguista.

Carlos Langrand y Eliseo Núñez, expresaron que el conflicto que se vive en la Zona norte del Caribe no se resuelve con destituir como diputado a Brooklyn Rivera, sino, que se debió hacer una investigación, porque  a todas luces es “una cortina de humo” que esconde el verdadero problema que existe en esa región.

El jefe de la Bapli, Wilber López dijo que esta bancada parlamentaria no se involucrará en el “conflicto entre aliados”, pero, abogó para que haya respeto de las leyes y por ende insistió en que se creara la comisión especial de la Asamblea Nacional para que investigara el conflicto en Waspam, porque es un asunto de derechos humanos, donde hay hasta una persona fallecida.

Waspam es ahora un gran punto neurálgico de las comunidades indígenas asentadas en el Caribe Norte de Nicaragua, sobre la brecha del fronterizo Río Coco, tras la desaforacion del dirigente miskito Brooklyn Rivera.

Aseguran que las fuerzas de choque del FSLN, la Policía Nacional y el Ejército son para proteger a los colonos que invaden sus tierras y terminó con varios heridos de gravedad, un muerto y la militarización de la localidad, denunciaron líderes del partido YATAMA.

A inicios de este año los indígenas decidieron crear un frente contra los invasores ante lo que denunciaron como una acción del gobierno de Daniel Ortega, quien tituló las propiedades, pero no cumple con el siguiente paso del desalojo de los colonos, coincidieron varios líderes de YATAMA.

El conflicto detonó con más potencia en el último mes en varias comunidades, cuando los pobladores se negaron a celebrar las Fiestas Patrias. Su negativa a participar en los actos oficiales el 14 de septiembre degeneró en un enfrentamiento entre los indígenas y fuerzas de choque asociadas al partido de gobierno, denuncio Nancy Elizabeth Enríquez, representante legal de YATAMA.

Entre los heridos estaba Mario Leman Müller, excombatiente de la Resistencia Indígena y miembro del Directorio Indígena en Wangki. Leman Müller era muy querido en esa aislada zona de Nicaragua, donde la zozobra indígena por proteger sus territorios no es nueva.

Entre diciembre de 1981 y enero de 1982, durante el primer régimen sandinista, miles de miskitos fueron desplazados forzosamente por el Ejército sandinista para destruir las bases logísticas de la Contra. Fue una operación dantesca bautizada como la “Navidad Roja”.  Agencia SNN.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario