Azul y Blanco logra el milagro | Nicaragua

nicaragua_vence_jamaica_futbolLas lágrimas del preparador físico Javier Londoño lo decían todo. La Selección de Nicaragua hizo historia al vencer anoche 2-3 a Jamaica, en Kingston, en la ida de la tercera fase de la eliminatoria de la Concacaf hacia el Mundial Rusia 2018. El llanto y el canto fue la mejor manera de fundirse en un solo grupo y expresar el slogan de la selección tras la victoria: “Soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios”.

Tanta euforia no es para menos, pues los dirigidos por el técnico tico Henry Duarte derribaron barreras y están a punto de destrozar el grupo de la muerte de la cuadrangular, en la que está sembrada Costa Rica. Todo ese codicioso botín lo conquistaron unos jugadores que se entregaron a más no poder por sus colores, pero con táctica y buen fútbol, publicó La Nación.

La fórmula de Duarte fue elaborar un bloque bien ordenado en la zaga, casi perfecto; una media cancha con oficio defensivo y tener un hombre desequilibrante en punta, como lo es Carlos Chavarría, el mismo que en un fogueo dejó rezagado a medio Saprissa. A los visitantes les ayudó jugar con el “ojo de tigre”, sin presión ni complejos, como si enfrente no tuvieran a una selección que había quedado subcampeona de la Concacaf y se había fogueado en Copa América.

La directriz fue clara: buscar el contraataque

Los dirigidos por Duarte entraron rápido en el partido, al sorprender apenas a los cinco minutos con un penal bien ejecutado de Manuel Rosas, luego de una clara mano en el área. La directriz del estratega fue clara: buscar el contraataque. Por esa fórmula lograron silenciar el estadio Independence Park tres minutos después del primer tanto, con un fuerte remate de Chavarría, fuera del área.

En ese instante los jamaiquinos buscaron el descuento con llegadas por los costados y centros, pero fue justo ahí cuando emergió la figura del guardameta Justo Llorente. Empezando el segundo tiempo (al 48’), llegó el balde de agua fría para los Reggae Boyz, los favoritos de la serie. Luis Galeano puso el momentáneo 0-3.

Al timonel alemán de Jamaica, Winfried Schäfer, se le veía molesto por lo que adelantó líneas, arrinconó al rival y así llegó el descuento de Darren Mattocks, al 70’. El estado físico empezó a jugar en contra de los nicaragüenses, quienes se metieron en problemas ocho minutos después con la anotación de Adrián Mariappa.

Metieron a los Reggae Boyz en el congelador

Los caribeños marcaron luego de un entrevero en el área tras un tiro de esquina, que no pudo despejar Luis Copete, ex jugador de AS Puma Generaleña.

Conforme avanzaba el reloj, la tensión ahogaba la zaga nica, que al final le ayudó a Duarte para meter a los Reggae Boyz en el congelador y labrar el triunfo más significativo en la historia del balompié de Nicaragua.

Con este resultado, Costa Rica y Panamá ponen también en la mira a Nicaragua, que podría ser rival en la cuadrangular. El otro inquilino parece ser Haití, que ayer ganó 1-3 a Granada.

Comenzaron con un planteamiento agresivo

La selección de Nicaragua sorprendió hoy a la de Jamaica al derrotarla en Kingston por 2-3 en el partido de ida de la tercera fase de las eliminatorias de la Concacaf para del Mundial de Rusia 2018, publicó la agencia EFE. El equipo centroamericano, que sufrió al final, comenzó con un planteamiento agresivo en ataque y en apenas ocho minutos marcó dos goles.

Manuel Rosas anotó de penalti al tercer minuto y Carlos Chavarría amplió de veloz contragolpe en el octavo. Jamaica, el equipo subcampeón de la pasada Copa Oro, parecía al borde del desplome ante sus parciales en el estadio Parque Independencia. Con esa temprana ventaja, la Azul y Blanco, que dirige el costarricense Henry Duarte, replegó sus líneas.

El alemán Winfried Schäfer, un auténtico trotamundos del fútbol, motivó a sus jugadores y Jamaica se tiró de frente y dominó el resto de la primera parte, aunque no concretó. En el tiempo de compensación, una jugada individual del capitán nicaragüense Juan Barrera, que centró dentro del área, terminó en un gol marcado por el delantero Luis Galeano.

Una noche inspirada del portero nica

Nicaragua, un país sin tradición futbolera, goleaba por 0-3 para sorpresa de todos. En la segunda parte, Jamaica hizo cambios en busca de la remontada ante su público y casi logra el empate, pero se quedó corto. El descuento de los caribeños llegó al minuto 69 con una jugada individual del delantero Darren Mattocks, que rompió cinturas a la defensa de Nicaragua.

El segundo tanto de Jamaica lo marcó el lateral diestro Adrian Mariappa, al aprovechar un balón suelto en el área. Los dirigidos por Schäfer, que condujo a Camerún al campeonato de África y al Mundial del 2002, se lanzaron en busca del empate, pero se encontraron con una sólida defensa y una noche inspirada del portero Justo Llorente, una de las figuras.

Nicaragua avanzó invicta en cuatro juegos hacia la tercera ronda de eliminatorias de la Concacaf al vencer a Anguila y Surinam, lo que valió avanzar por primera vez en su historia a una tercera ronda clasificatoria hacia un Mundial. El partido de vuelta se jugará el martes en Managua. El ganador de la serie se clasificará para la penúltima fase, la de grupos. Le esperan Costa Rica y Panamá, más al vencedor del duelo Granada-Haití. Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario