Avanza beatificación del Padre Bruno

bruno_martinezEl padre Mateus Sindelki, enviado a Nicaragua por la comisión vaticana para la Causa de los Santos, ofreció esta tarde una conferencia de prensa sobre el avance del proceso que lleva a los altares al padre Bruno Martínez, exdirector y profesor del Colegio Calazans de Managua.

Wikipedia informa que en 1994 la causa de la beatificación fue trasladada a la Diócesis de Valencia, España, por el Cardenal Miguel Obando y Bravo, Arzobispo Emérito de Managua, “por la inestable situación política” que atravesaba Nicaragua y por la íntima relación del Siervo de Dios con la Diócesis de Valencia. El proceso diocesano de beatificación fue clausurado el 3 de noviembre de 2001.

El padre Sindelki sostuvo entrevistas con personas cercanas al padre Bruno y recogió testimonios sobre el milagro atribuido al misionero español nacido en Moscardón, Teruel, el 9 de noviembre de 1907. El sacerdote calazanscio murió en el terremoto de 1972 cuando las paredes del colegio ubicado en el centro de la antigua Managua se derrumbaron cayendo en el lecho en donde descansaba.

Un sacerdote muy recordado en Nicaragua

El Padre Bruno Martínez fue un sacerdote que ejerció su labor social en Nicaragua, misionero de la Orden de los Escolapios, dedicado a la educación. Murió en Managua en el terremoto de 1972.

Nació en la provincia de Moscardón, Valencia el 9 de noviembre de 1907; hijo de Don Gabriel Martínez y Doña Teresa Sacedo. Vivió una niñez sencilla y austera, su educación cristiana. Siendo joven ingresó al Seminario Menor escolapio en Godeletta; fue director del colegio escolapio en Gandía. Celebró su primera Eucaristía el 25 de septiembre de 1932.

Desde sus primeros tiempos en la Escuela Pía demostró gran capacidad y entrega para la enseñanza y el aprendizaje, esmero en la preparación de sus clases, entusiasmo desbordante y elocuencia en sus discursos docentes, ardiente compenetración del espíritu calasancio, vibrante y convincente por el testimonio intachable de su vida sacerdotal.

Llegó a la ciudad de Managua el 9 de septiembre de 1952. Fundó escuelas para niños y familias de escasos recursos económicos. Fue catequista en las comarcas cercanas al Lago Xolotlán; construyó capillas para el culto eucarístico.

Murió en Managua el 23 de diciembre durante el terremoto de 1972. En su lecho de muerte según las crónicas, oficio una Eucaristía mentalmente en recuerdo de un ex-alumno que había fallecido años antes.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario