Aumenta el riesgo de gran terremoto, dice vulcanologo Wilfried Strauch

Imagen de Ineter

Imagen de Ineter

Información de El Nuevo Diario de Nicaragua

La actividad sísmica que inició el volcán Apoyeque, en la península de Chiltepe, podría ser el detonante para la ocurrencia de un terremoto superior a los que han ocurrido en la franja del Pacífico en los últimos días, advirtió el vulcanólogo Wilfried Strauch, director técnico de Geofísica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter.

“Estos eventos telúricos pueden quedarse en el mismo volcán Apoyeque, pero también hay una pequeña posibilidad de que entren a Managua y se activen las fallas geológicas del casco urbano”, advirtió Strauch.

El especialista dijo que el volcán Apoyeque entró en un “nuevo proceso” y agregó que lo más preocupante es que los sismos de la noche del domingo y la madrugada de ayer lunes ocurren muy cerca de la superficie terrestre, es decir con profundidades entre los 2 y 7 kilómetros.

El volcán Apoyeque, ubicado al sur del lago Xolotlán, inició un proceso de reactivación que podría provocar sismos más fuertes en la ciudad capital, admitieron las autoridades.

El Gobierno decretó para el país un estado de alerta roja extrema, tras los terremotos de magnitudes 6.2, 6.6 y 5.6 del pasado jueves, viernes y domingo, respectivamente.

El vulcanólogo explicó que en base a experiencias pasadas, el Apoyeque puede causar sismos de magnitud 6.2 grados en escala abierta de Richter.

70 sismos

“Desde la madrugada del lunes hasta las 2:30 de la tarde de hoy (ayer), van más de 70 sismos cerca del volcán Apoyeque, de varias magnitudes, entre ellos uno de 4.0 grados en la escala de Richter, y a 6.5 kilómetros de profundidad”, comentó el experto.

Añadió que otros siete sismos se registraron cerca del volcán Momotombo, al oeste del Xolotlán, y al suroeste de Managua.

“La magnitud de un sismo depende de la longitud de la falla que se quiebre. Y lo que causa destrucción es la onda sísmica al propagarse por la tierra, y afectar los edificios”, explicó Strauch.

Añadió que la onda sísmica es muy rápida, porque se propaga a cinco y un poco más de kilómetros por segundo.

“Por ejemplo, la sísmica del volcán Momotombo puede llegar a Managua en cinco segundos, y una segunda onda es más fuerte y destructiva porque tarda como 15 segundos”, relató el especialista del Ineter, quien desde el pasado domingo también advirtió que la sismicidad de los últimos días podría ser la antesala de una erupción del volcán Momotombo.

MÁS EVACUADOS

CHINANDEGA/ A las 1,585 personas evacuadas en Managua y Nagarote, ahora se suman 36 pacientes del Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de Chinandega, entre niños y mujeres embarazadas, quienes fueron trasladados al Hospital España, en la cabecera departamental.

La evacuación se debe a la fragilidad de la infraestructura del antiguo edificio, que ha sufrido grietas por los temblores de los últimos días.

La doctora Cruz Cano, funcionaria del Ministerio de Salud, aseguró que se crearon las condiciones adecuadas para atender a los pacientes que corrían riesgo en el antiguo edificio, construido hace 148 años y ubicado en el barrio Santa Ana.

“Esa infraestructura dio su vida útil, tiene paredes rústicas de taquezal que en cualquier momento pueden colapsar. Nuestras autoridades elevaron la petición de evacuación ante el Gobierno central, y por eso procedimos al traslado de estas personas”, expresó la doctora Cruz Cano.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario