Así será el supereclipse de la superluna | eclipse de luna

The full moon is seen as it rises near the Lincoln Memorial, Saturday, March 19, 2011, in Washington. The full moon tonight is called a "Super Perigee Moon" since it is at it's closest to Earth in 2011. The last full moon so big and close to Earth occurred in March of 1993. Photo Credit: (NASA/Bill Ingalls)

Superluna vista en EE.UU. el pasado 20 de Marzo de 2011. Image Credit: NASA/Bill Ingalls

La distancia entre la Luna y la Tierra no es siempre la misma debido a que la órbita de nuestro satélite no es circular, sino elíptica. Si tomamos el periodo de 5.000 años, desde el año -1999 hasta el 3000, la distancia del perigeo lunar (mínima distancia Tierra-Luna) ha variado entre 356.355 y 370.399 km, mientras que el apogeo lunar (máxima distancia Tierra-Luna) lo ha hecho entre 404.042 y 406.725 km (Five Millennium Catalog of Solar Eclipses, Espenak and Meeus, 2009), informó El País.

Por definición, se producirá una superluna si la luna llena sucede cerca del perigeo lunar (normalmente a menos de dos días). Si bien es cierto que durante las superlunas la atracción gravitatoria lunar es mayor, el único efecto sobre nuestro planeta lo observaremos en mareas más vivas. El incremento gravitatorio sigue siendo demasiado débil para causar perturbaciones geológicas (terremotos, tsunamis…).

Si realizamos los cálculos, podemos darnos cuenta de que no es raro que la luna llena suceda cerca del perigeo. De hecho, suelen ocurrir de 3 a 5 superlunas en un año, de las 12 o 13 posibles (ver tabla de astropixels.com). Durante el año 2014 tuvimos cinco superlunas las mismas que se producirán en el año 2015, mientras que en el año 2016 solo tendremos cuatro. La mayor superluna del siglo XXI se producirá el 6 de diciembre del año 2052 con la Luna a una distancia de 356.429 km.

Por qué inquieta a la NASA

El domingo por la noche y la madrugada del lunes los habitantes de gran parte del mundo, incluido el continente americano, tendrán la oportunidad de disfrutar de un espectáculo poco usual. Se trata de un eclipse de Luna total (en el que la Luna queda completamente en sombras porque la Tierra se interpone entre ésta y el Sol) que además coincide con una superluna. Una superluna se produce cuando la Luna llena o nueva se encuentra en su punto más cercano a la Tierra.

La última vez que este extraño posicionamiento de los tres cuerpos celestes tuvo lugar fue en 1982. Y el próximo no ocurrirá sino hasta 2033. Pero mientras que para los amantes de la astronomía este espectáculo -en el que la Luna se torna de un color rojizo- puede ser simplemente hermoso o emocionante, para los expertos de la NASA es un pequeño dolor de cabeza. ¿Por qué? Porque temen que la falta luz solar pueda dejar sin energía a una de sus naves espaciales más importantes: el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO, por sus siglas en inglés), cuya misión consiste en explorar nuestro satélite natural.

“Hay dos cosas que ocurren durante un eclipse: comienza a hacer frío y no hay sol para cargar las baterías”, le explica a la BBC Noah Petro, científico de la agencia espacial estadounidense. El eclipse total durará más de una hora y “la nave se quedará sin luz directa del Sol por cerca de tres horas”. Tecnologías similares previas mostraron dificultades durante los eclipses, pero el LRO fue diseñado específicamente con esto en mente. Carta Bodán.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario