Arribarán olas de fondo a costas del Caribe de Nicaragua

Wilfried Strauch, especialista de INETER / END

Wilfried Strauch, especialista de INETER / END

Se prevé el arribo para este miércoles de nuevos fenómenos de olas de fondo (de mar), en las costas de El Caribe nicaragüense, con una altura de entre 2,1 a 3 metros de altura, mientras la actividad en varios volcanes sigue con emanaciones de gases, y expulsiones de cenizas, informó la agencia Xinhua. El director de Meteorología del estatal Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca, explicó hoy que por los fenómenos llamados vientos de fondo se mantendrá el oleaje fuerte en el Caribe del país, y la olas en esta zona estarán alcanzando de 2,1 a 3 metros de altura.

Baca participó hoy en rueda de prensa con el asesor en Vulcanología del Ineter, Armando Saballos, y el asesor para asuntos sísmicos de esa institución, Wilfried Strauch, para explicar la actividad volcánica de los últimos días, y la llegada de un nuevo oleaje a las costas del Pacífico y Caribe. Señaló que para mañana, miércoles, y como producto de este mismo fenómeno, también la franja costera del Pacífico nicaragüense será nuevamente afectada por el fuerte oleaje, el cual podría alcanzar una altura de hasta 2,7 metros.

A su vez, Saballos expresó que aunque el volcán Telica, en el oeste del país, ha continuado experimentando explosiones y expulsión de cenizas, éstas todavía no representan peligro para las familias habitando en las cercanía del coloso. Agregó que el Ineter sigue monitoreando en “tiempo real”, y se registraron emanaciones de gases y expulsión de cenizas caídas sobre comunidades cercanas, pero éstas no representan peligro por estar en “rango normal”.

“Se descarta la incidencia de un enjambre sísmico”

Mientras, Strauch recordó que esa institución está pendiente de la actividad sísmica, habiendo registrado tres nuevos sismos en el volcán Santiago, al sur del país, y el más fuerte se dio en las cercanías del municipio de Ticuantepe, en la provincia de Masaya, 29 kilómetros al sur de Managua. Agregó que en el municipio de Ciudad Sandino, 13 kilómetros al oeste de Managua, la madrugada del martes se dio un sismo de magnitud 2,3 grados en la escala abierta de Richter, sin causar daños pese a tener su origen en la falla de Mateare.

“Se descarta la incidencia de un enjambre sísmico, aunque la vigilancia se mantiene”, subrayó Strauch. En tanto, el delegado del Ministerio de Salud (Minsa), Carlos Cruz, anunció que médicos están en comunidades cercanas a los volcanes Telica, y el Concepción, en el sur del país, y de la Isla de Ometepe, para evaluar las afectaciones en la salud por la emanación de gases y caída de ceniza.

“Hasta ahora no ha habido mayores incidencias entre la población, pero sí se recomienda mantener bajo resguardo alimentos y depósitos de agua para evitar la caída de cenizas sobre éstos”, recomendó el delegado del Minsa.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario