Archivo de la etiqueta: migración

Festividades motivan a los nicaragüenses a viajar y emigrar a Costa Rica

Larga fila en el Consulado de Costa Rica en Managua. Imagen del diario Hoy publicada el 6 de diciembre.

Los nicaragüenses, que desde la guerra civil de los años 80 del siglo pasado llegan masivamente a Costa Rica en busca de una nueva vida, aumentan en diciembre sus travesías en medio del drama que significa la separación familiar y el calvario que tienen que pasar por obtener una visa de ingreso.

Es el caso de la nicaragüense Gioconda Matus, quien acudió esta semana al consulado de Costa Rica en Managua en busca de una visa de ingreso para reencontrarse con sus familiares, que residen y trabajan en ese país, durante las fiestas de Navidad y de Fin de Año.

Matus dijo a la agencia EFE que también busca el sueño de sus parientes y de miles de compatriotas suyos de hallar en el vecino país del sur un empleo digno que le permita una vida mejor para ella y su familia. Como ella, también se encuentra su hermana Marisol Matus, quien prevé viajar con su hijo, de 7 años de edad, a Costa Rica, en principio por motivos de vacaciones, pero si hay oportunidad de conseguir empleo, no lo pensaría dos veces.

Viven de 500.000 a 800.000 nicas

La nicaragüense Katherine García, originaria del departamento occidental de Chinandega, madre soltera, con hijo costarricense, ha encontrado estabilidad laboral en Costa Rica, donde reside desde hace ocho años, según dijo a EFE. Ella, que hizo una gestión en Nicaragua sobre su documento de identidad, anima a sus familiares, principalmente, a probar suerte en Costa Rica, donde tienen más oportunidad de encontrar trabajo y con un mejor salario que en su país.

En Costa Rica viven de 500.000 a 800.000 nicaragüenses, legales e ilegales, quienes buscaron en ese país mejores oportunidades debido a los altos índices de desempleo y pobreza de Nicaragua. La mayoría se dedica a labores domésticas, trabajo agrícola y la industria de la construcción.

La pobreza y el desempleo siguen siendo grandes retos en Nicaragua. Pese a un crecimiento del producto interno bruto (PIB) del 5 % en promedio en el último lustro, Nicaragua sigue siendo el país más pobre del hemisferio, solo superado por Haití, con datos oficiales que indican que 4 de cada 10 nicaragüenses viven en situación de pobreza y cerca de 2 en pobreza extrema.

Tienen que hacer largas filas

En su intento de llegar a Costa Rica, los nicaragüenses tienen que hacer largas filas por conseguir la visa, ya sea por motivos de trabajo, reunirse con sus familiares o por turismo. Cientos de esos nicaragüenses, incluido ancianos y niños, amanecen en las afueras del consulado costarricense en Managua para ser los primeros en ser atendidos.

En ese lugar, ubicado en el Reparto San Juan, la fila inmensa y curvilínea es formada por cientos de nicaragüenses que esperan, unos desde la noche anterior y otros desde la madrugada, el sello que autoriza su ingreso a Costa Rica.

Frente al portón consular, dos guardias de seguridad cuentan uno a uno a los que ingresan dentro del edificio haciendo que la cadena avance a ritmo lento y desesperante para el resto de los que esperan su turno en cinco filas desde la calle, de pie algunos, otros sentados en las cunetas, y bajo sol y viento.

Solicitud de visas aumenta en diciembre

Las personas mayores de 60 años, que viajan a conocer o cuidar a sus nietos y bisnietos, también hacen fila y hacen su espera de pie, aunque adviertan a los guardias de seguridad y a los policías de que sufren enfermedades crónicas. En diciembre, la solicitud de visas para ingresar a Costa Rica desde Nicaragua está en temporada alta, y la demanda supera la oferta, por eso las largas filas, explicó una autoridad consular costarricense.

Según una encuesta de la firma M&R Consultores, casi cuatro de cada diez nicaragüenses quieren irse de Nicaragua, principalmente a Estados Unidos, Costa Rica y España. Costa Rica y Nicaragua mantienen frías relaciones desde 2010 debido a tres casos que fueron elevados a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, dos de estos por problemas limítrofes.

Las relaciones se tensaron más debido a que Nicaragua cerró su frontera a migrantes irregulares en noviembre del 2015, por lo que miles de cubanos, haitianos y extracontinentales se quedaron varados en Costa Rica, lo que ha ocasionado una crisis migratoria en todo el sur de la región centroamericana.


EE.UU. teme repunte de la migración procedente de Centroamérica

Ilustración
Ilustración

La directora del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por su nombre en inglés), Sarah Saldaña, alertó este viernes de un repunte de la migración procedente de Centroamérica e insistió en que las autoridades norteamericanas extremarán las deportaciones de los llegados de 2014, reportó la agencia EFE.

Entre el 1 de octubre de 2015 y agosto de 2016, un total de 29.289 guatemaltecos han sido deportados, un cifra ligeramente inferior a la del anterior periodo cuando lo fueron 30.807. Pese a este ligero descenso, en los últimos meses las autoridades estadounidenses han detectado un cambio en el “patrón” comparado con años anteriores, cuando la llegada de migrantes se reducía con la llegada de los meses de verano.

Así lo remarcó Saldaña, quien alertó que las cifras de migrantes podrían acercarse a las de 2014, cuando una ola de indocumentados, en especial niños no acompañados, causó una crisis humanitaria. De hecho, hace escasos días, un grupo de 1.500 migrantes, en su mayoría centroamericanos, trataron de cruzar la frontera por Texas. En el año fiscal 2015, México repatrió a 166.000 centroamericanos, entre ellos a unos 30.000 niños y adolescentes, mientras que EE.UU. deportó a más de 75.000.

Aumentarán vigilancia

Para hacer frente a la violencia y falta de oportunidades que provoca la inmigración, el pasado febrero, el presidente de EE.UU., Barack Obama, solicitó al Congreso una partida de 750 millones de dólares de ayuda a Centroamérica dentro del presupuesto de 50.100 millones para el año fiscal 2017.

Esos 750 millones se sumarían a los otros 750 millones aprobados por el Congreso en diciembre pasado para afianzar el fortalecimiento institucional de los países de origen del mayor grueso de indocumentados, Guatemala, El Salvador y Honduras.

Paralelamente, alertó Saldaña, las autoridades estadounidenses han decidido intensificar la vigilancia y deportación de migrantes, fijando como prioridad los llegados después de enero 2014. Hoy mismo, un vuelo con 98 personas deportadas, entre ellas 6 mujeres, aterrizó en la fuerza aérea de la capital de Guatemala procedente de Estados Unidos.

Trafican con personas por US$3000

“No han cambiado las leyes”, reiteró Saldaña, quien instó a las familias centroamericanas a no tratar de alcanzar territorio norteamericano ya que aunque logren cruzar sobreponiéndose a los riesgos de las mafias que operan en la zona no podrán permanecer en el país.

A estos grupos que trafican con personas, con precios que rondan los 3.000 dólares, la responsable de la inmigración estadounidense aseguró que seguirán siendo perseguidos: “Los estamos buscando”.

Saldaña, quien en los últimos días ha mantenido reuniones de alto nivel en Honduras y El Salvador, mantuvo hoy mismo un encuentro con el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, del cual se marchó “satisfecha”: aunque los avances son lentos, el país centroamericano mantiene su compromiso para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos como requisito fundamental para frenar la migración.

Carta Bodán

Almagro no descarta crisis de refugiados en América

Luis Almagro
Luis Almagro

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, advirtió hoy de la gravedad del desplazamiento forzado de personas de Guatemala, El Salvador y Honduras a causa de la violencia, y no descartó que en algún momento pueda haber una crisis de refugiados en América.

“La crisis de protección en el triángulo norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) nos debe importar a todos porque no puede descartarse el riesgo de una crisis de refugiados en las Américas que pone en cuestión nuestra capacidad de actuar de manera urgente y concertada”, afirmó Almagro en un discurso.

El secretario general de la OEA participó este miércoles en la inauguración del foro de alto nivel “Llamado a la acción: Las necesidades de protección en el Triángulo Norte de América Central”, que se desarrolla en Costa Rica.

Datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) indican que el número de refugiados y solicitantes de asilo procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras llegó a 109.800 en el 2015, cifra cinco veces mayor a la de hace tres años.

migrantes_p_blancasCientos de emigrantes atrapados en frontera sur de Nicaragua

La imagen es del campamento de Peñas Blancas, en la frontera de Nicaragua. Decenas de migrantes malviven en él, esperando que las autoridades de estos países centroamericano vuelvan a abrirles la frontera para seguir camino hacia Estados Unidos, su destino final. Costa Rica era permisiva con esta ruta por la que ya han pasado miles de personas, hasta que Nicaragua comenzó a detenerlos y a devolverlos a su territorio.

“Nosotros aquí estamos sufriendo mucho. Y aquí en Costa Rica llegamos como inmigrantes, pero no nos tratan como inmigrantes. No tenemos donde dormir o vivir. Pasamos muchas calamidades”.

Se calcula que el bloqueo afecta a unos 700; casi 400 han recibido documentos para circular libremente. Proceden sobre todo de África, pero también de Asia. Muchos han llegado en avión hasta Ecuador o Brasil, otros en barcos de carga.

Las autoridades no saben qué hacer: no pueden deportarles porque, o están indocumentados, o ignoran si pondrían en riesgo sus vidas. Y temen que al menos otros 10.000 están por llegar, lo que podría provocar una crisis humanitaria.

Trinchera de la Noticia

Costa Rica: puente migratorio en medio de la crisis

marco_badillaPor Marco Badilla Chavarría / Exdirector de Migración de Costa Rica

Costa Rica destaca como destino, corredor de paso y en menor medida como expulsor de inmigrantes. Estados Unidos y Canadá son los destinos migratorios preferidos en América, y nuestro país tiene la mayor tasa de población extranjera legal en Latinoamérica (9%), seguido de Argentina (4.5%) y Venezuela (4.2%).

Nicaragüenses y colombianos, entre otros, han sido la constante básica de nuestra migración intrarregional, con leve incidencia de visitantes extracontinentales. Pero, con el éxodo masivo cubano hacia Estados Unidos, vía Ecuador, y las restricciones a asiáticos y africanos en Europa, devinieron escollos en nuestras fronteras. Con la llegada de más de 8,000 cubanos en 2015, previo paso furtivo de otros 5000 en 2014, junto al arribo de más de 800 africanos, estalló un problema migratorio y regional nunca visto. El Gobierno se obligó a permitir el libre tránsito temporal. Parte de esa masa salió este año por vía aérea y otra siguió su ruta al Norte con apoyo de “coyotes”, mas aún existe un remanente, y continúa el arribo de inmigrantes por la Zona Sur.

El fenómeno conlleva varios ángulos: seguridad, derechos humanos, crimen organizado, relaciones internacionales, entre otros. Así, la Cancillería costarricense atendió el problema con la búsqueda regional e internacional de soluciones, donde comparten responsabilidad no solo los países expulsores, sino los de paso y destino; reclamó a Estados Unidos por su responsabilidad ante políticas de recepción a los cubanos, quienes utilizan rutas indirectas por el Istmo, y solicitó a terceros países desestimular la inmigración irregular.

Empero, la crisis nos estalló en Costa Rica. Esto en razón de la vulnerabilidad migratoria y por las debilidades de la institución encargada. Quien redacta ya había adelantado su preocupación, en mi condición de Director migratorio, cuando indiqué al Semanario Universidad en su edición del 31 de marzo de 2005: “con el ritmo actual de migración, si el país no hace algo pronto, en unos cinco años entrará en una ingobernabilidad grande”.

Pese a la entrada de nuevas leyes migratorias en 2006 y 2010, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), responsable del control migratorio decayó. Aumentaron los flujos migratorios, los aranceles y el volumen de trabajo, pero el Estado no actualizó ni dotó adecuadamente al aparato migratorio con los recursos necesarios. La DGME continuó siendo la “Cenicienta” de la Administración Pública, proveyendo de dinero al Estado por altos cobros a nacionales y extranjeros, pero en su modernización se invirtió poco o nada.

La población extranjera legal se duplicó en los últimos 10 años (medio millón aproximado), sin contar la población extranjera ilegal. Pero la DGME no actualizó ni capacitó a su personal en la misma proporción. Los extranjeros enfrentan engorrosos procesos migratorios con prolongados lapsos para obtener un estatus (14 meses en promedio). La Policía Profesional de Migración, si acaso supera los 50 efectivos, quienes se encuentran desincentivados, con sobretrabajo y pocos vehículos. Solo existe un Albergue con capacidad para 50 extranjeros en Hatillo, y centros improvisados se están abriendo en Golfito y Buenos Aires, Paso Canoas y la Zona Norte.

Además, la excesiva burocracia no permite la ejecución de fondos por casi ¢14,000 millones, siendo inaceptable que existan necesidades apremiantes y fondos sin ejecutar simultáneamente.

¿Puede un país sin ejército garantizar el control migratorio básico en estas condiciones? Los esfuerzos de la Cancillería para aplacar las corrientes irregulares migratorias son atinados, por ahora, pero sin un aparato migratorio que garantice el control básico y efectivo en su territorio, la labor integral de seguridad será cada vez más frágil en los próximos años. Se agrega la necesidad de producir inteligencia para anticipar oportunamente crisis como la enfrentada.

Urge la revisión de tareas y recursos en la DGME, para que ejerza su misión de control, además de una gestión migratoria efectiva, pronta y cumplida. También apremia sacar a luz, identificar y legalizar a la población extranjera irregular (200,000 extranjeros aproximadamente), para ponerla a tributar y producir en condiciones de derecho y equidad, por medio de un Régimen de Excepción integral (amnistía). No a través de mini procesos “transitorios”, dirigidos a pocos sectores, y que no tuvieron éxito.

El Estado debe reformular la política migratoria, desatascar la ejecución de fondos e invertir en las necesidades del aparato migratorio. Corregidas las necesidades, con instalación de albergues acondicionados y estratégicamente ubicados en varias partes del país, y con personal migratorio preparado y ajustado a los volúmenes reales de trabajo, entonces, se podrá procurar una migración ordenada y segura. Con el ejercicio del control migratorio básico, ahora ausente, podrán enfrentarse oportunamente otros focos externos de amenaza a lo largo y ancho de nuestras fronteras, en nuestra condición de puente migratorio en las Américas.”

Tomado de Cambio Político

Agregan más tensiones entre Nicaragua y Costa Rica

cubanos_migrantes2La presidencia sandinista agregó su “preocupación” por el “gesto de hostilidad” contra diez ciudadanos nicaragüenses expulsados la noche de este miércoles de suelo costarricense luego de que presuntamente estuvieron detenidos durante un mes sin que se les formularan cargos.

Esta es una de las pocas ocasiones en las que el gobierno de Daniel Ortega protesta contra el maltrato sufrido por los migrantes nacionales en la vecina del sur y casualmente lo vinculan al caso de los migrantes cubanos.

La reacción oficial se refiere al caso de “diez ciudadanos nicaragüenses que fueron deportados la noche de este miércoles por el gobierno de Costa Rica, luego de tenerlos detenidos por periodo de casi un mes en las instalaciones de la Policía de Migración costarricense en condiciones precarias”, dice la nota del gobierno sandinista.

La presidencia lo unió a la crisis de los cubanos. Según la vocería presidencial “tras intentar irresponsablemente forzar el paso de miles de emigrantes ilegales cubanos por suelo nicaragüense, en clara violación a nuestra soberanía nacional, el gobierno tico procedió a la deportación de ciudadanos nicaragüenses en un gesto de hostilidad”. Trinchera de la Noticia.

Presidente de Costa Rica pide a sus homòlogos abrir sus fronteras a cubanos

Presidente de Costa Rica, Luis Guillero Solís
Presidente de Costa Rica, Luis Guillero Solís

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, enfatizó que la inmigración de cientos de cubanos a Estados Unidos a través de Centroamérica es un tema humanitario y criticó a Nicaragua por la posición que ha ejercido de cerrar su frontera a los isleños.

“Es de suprema importancia entender que este es un problema de personas que tienen ilusiones, necesidades, que buscan llegar a un destino donde quieren vivir mejor. Hay que mantener la vista en la gente, son personas que necesitan ser atendidas en su ansiedad y protegidas en su necesidad”, afirmó Solís en una conferencia de prensa.

Más de mil cubanos, que portan pasaporte y una visa temporal costarricense, se encuentran varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua desde el domingo pasado cuando el Gobierno nicaragüense rechazó su entrada y repelió con el ejército a unos 800 que intentaron cruzar ilegalmente.

“Más que cualquier consideración de orden geopolítica, hay una situación que se ha presentado con una decisión del gobierno de Nicaragua. que de manera absolutamente injustificada e irresponsable, ha acusado a Costa Rica de utilizar de alguna manera a estos inmigrantes para generar una violación”, expresó Solís. Agencia SNN.

Nicaragua y Costa Rica operan nuevo puesto fronterizo que ayuda al comercio

Jsé Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).
Jsé Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

El segundo puesto fronterizo entre Nicaragua y Costa Rica cumplió ayer 24 horas de funcionamiento después de su inicio de operaciones, informó el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri.

El puesto, denominado T, fue anunciado como un beneficio para el comercio de Nicaragua, ya que por su paso el transporte de carga se ahorra al menos 100 kilómetros para alcanzar el puerto Limón, en el caribe costarricense, según el Cosep.

“El nuevo puesto fronterizo San Pancho-Las Tablillas, en Los Chiles, ya está funcionando con normalidad”, dio a conocer Aguerri, a través de su cuenta en Twitter, reportó la agencia EFE.

Gracias a obra financiada por Japón

El paso fue abierto oficialmente este sábado por Costa Rica, aunque medios de ese país informaron que las operaciones por parte de Nicaragua pusieron obstáculos que retrasaron el proceso. El domingo el flujo migratorio fue atendido con normalidad desde las 6.00 hora local, según el dirigente de la Cosep.

El puesto Tablillas evitará que la población y el comercio de la zona central y Caribe nicaragüense tengan que bordear el Gran Lago de Nicaragua, cuya extensión es de 8,000 kilómetros cuadrados (próxima a la de Puerto Rico), para llegar a Costa Rica por el puesto fronterizo de Peñas Blancas, en el litoral Pacífico.

Para habilitar el puesto, el Gobierno de Nicaragua construyó sobre el Río San Juan un puente de 420 metros de longitud, valorado en 30 millones de dólares -financiados por Japón-, con el objetivo de facilitar el acceso al paso fronterizo.

Trinchera de la Noticia

Paso fronterizo de Tablillas finalmente abierto

puesto_migratorio_tablillasEl puesto fronterizo en Tablillas de Los Chiles abrió este domingo con normalidad tanto en el paso de viajeros, como de quienes van en sus vehículos.

“Desde muy temprano, había un movimiento extraordinario por ese cruce hacia Nicaragua, sin ningún contratiempo; incluso, muchos jóvenes en bicicleta quería cruzar para conocer el puente sobre el río San Juan -ubicado a 5 Km. de ese punto de la frontera-“, dijo Óscar Rojas, empresario turístico de la zona.

Por su parte, la directora de la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica, Kathya Rodríguez, indicó en su cuenta oficial de Twitter que el puesto fronterizo se abrió desde las 6 a. m., sin problemas.

La apertura del nuevo paso hacia Nicaragua estaba prevista ayer, sábado, sin embargo, ticos y nicas aguardaron hasta cinco horas para lograr ingresar desde Costa Rica hacia Nicaragua, durante la mañana.

Este nuevo paso pretende evitar el ‘coladero’ de migrantes del Norte por ese punto hacia Costa Rica, de hecho, el puesto en Tablillas se abrió luego de un acuerdo entre las autoridades del gobierno de Costa Rica y de Nicaragua.

Quejas contra Nicaragua por atraso en apertura

La apertura del puesto Tablillas estaba prevista para las ocho de la mañana del sábado fecha, que según el gobierno tico había sido programado desde hace seis meses.

Sin embargo, Nicaragua no habilitó el paso a la hora prevista hasta varias horas después, informó el Ministerio de Comercio Exterior (Comex), mediante un comunicado de prensa.

La entidad agregó que a las 4 p. m., tres carros particulares que ya tenían autorizada la salida de Costa Rica, ingresaron a territorio nicaragüense con un permiso especial.

El Comex ratificó el acuerdo para abrir el puesto fronterizo con representantes del Ministerio de Hacienda de Nicaragua hasta el viernes pasado.

Como testigo del retraso en el lado nica estuvo el viceministro de Comercio Exterior, Jhon Fonseca, quien visitó el puesto migratorio.

Cerca de las 11:30 a. m., un funcionario nicaragüense le informó al viceministro Fonseca que la habilitación de Tablillas pendía de la promulgación de un decreto por parte del presidente Daniel Ortega, autorizando la apertura del lado nicaragüense.

Trinchera de la Noticia

Aumenta 20% migración laboral a Costa Rica

Al viernes pasado dijo el diplomático se habían autorizado unas 200 mil visas a ciudadanos nicaragüenses. / Imagen tomada del boletín de Trinchera de la Noticia
Al viernes pasado dijo el diplomático se habían autorizado unas 200 mil visas a ciudadanos nicaragüenses. / Imagen tomada del boletín de Trinchera de la Noticia

El embajador de Costa Rica en Nicaragua, Javier Sancho, dijo que la migración, fundamentalmente laboral, a su país ha crecido en un 20% en relación al año 2013.

Sancho se mostró satisfecho por el resultado de la disposición migratoria de su país, en vigencia a partir del pasado mes de septiembre, que otorga visados a los nicaragüenses por un plazo de 90 días.

“La visa de 90 días está dando buen resultado, la gente se está legalizando” y con la medida “vamos a tener una temporada alta no tan convulsionada como hace años”, agregó.

Según el embajador Sancho, el próximo mes diciembre esperan un crecimiento del tráfico migratorio por la Aduana de Peñas Blancas de entre 60 mil a 70 mil personas más que el resto del año. Además, este flujo crece en otros pasos fronterizos como Los Chiles, así como en los puertos y aeropuertos usados por los nicaragüenses.

Al viernes pasado, dijo el diplomático, se habían autorizado unas 200 mil visas a ciudadanos nicaragüenses.

Trinchera de la Noticia 

Migración de nicaragüenses hacia Costa Rica crece 20 %

Ilustración / Imagen de migracionesnicaragua.wordpress.com
Ilustración / Imagen de migracionesnicaragua.wordpress.com

La migración de nicaragüenses hacia Costa Rica ha aumentado aproximadamente en un 20 % en los últimos años, afirmó hoy el embajador costarricense en Managua, Javier Sancho Bonilla. “Podemos decir que ha subido un 20 % la migración, haciendo una diferenciación entre lo que fue años atrás”, dijo Sancho Bonilla a la agencia EFE.

Desde que el consulado de Costa Rica en Managua reabrió sus puertas en Managua, el 11 de diciembre pasado, se han entregado casi 150,000 visas a nicaragüenses, afirmó el embajador. “La gran mayoría va a trabajar a Costa Rica, es una migración laboral”, explicó. El grueso de nuevos inmigrantes que están viajando al vecino país del sur son trabajadores agrícolas, confirmó el diplomático.

Entre 300,000 y 500,000 nicaragüenses viven en Costa Rica y se dedican a labores domésticas, trabajo agrícola y la industria de la construcción, según diversas fuentes. Unas 700 a 800 visas son extendidas en el consulado de Costa Rica en días de temporada baja, mientras que entre 2,000 y 3,000 se otorgan en días temporada alta, según Sancho Bonilla. Costa Rica fue en 2013 el segundo mejor socio económico de Nicaragua en Centroamérica, al comprarle productos por el orden de los 118.6 millones.

Carta Bodán