Nada es lo que parece, menos en Nicaragua

Por Roberto Samcam El éxito de los grandes ilusionistas es lograr que la audiencia se concentre en las cosas más obvias y predecibles del espectáculo y no en lo que verdaderamente interesa: el truco escondido. Un auditorio embobado sobre la magia de lo intrascendente, es mucho más fácil de convencer… Ver Nota