Archivo de la etiqueta: astronomía

Eclipse parcial de sol será visto en occidente el 21 de agosto

Ilustración / Imagen de Mundo Chapín

El eclipse de sol parcial previsto para el 21 de agosto próximo será observado a través de telescopios adaptados con filtros especiales y gafas solares en la ciudad de León, en el noroeste de Nicaragua, anunció hoy la Asociación de Astrónomos Aficionados “Viva León Jodido” (Asafile).

El fenómeno astronómico se podrá observar en la ciudad de León, a 90 kilómetros al noroeste de Managua, desde las 11:50 horas (17.50 GMT) hasta las 14:16 horas (20.16 GMT), dijo el presidente de Asafile, Orlando Chávez Esquivel.

“Estamos listos para observar un gran evento astronómico con la población nacional y extranjera. Esperamos que se den cita para que observen el eclipse parcial de sol a través de nuestros equipos especiales”, señaló el astrónomo aficionado.

Emplearán telescopio de 10 pulgadas y 1200 mm de longitud focal

Según Chávez Esquivel, la NASA recomienda no mirar directamente al Sol, sino hacerlo con protección apropiada, porque, de lo contrario, podría “dañar severamente los ojos”.

Uno de los telescopios que será utilizado en el evento astronómico es de 10 pulgadas y 1200 mm de longitud focal, especial para la observación del espacio profundo, según Asafile, citado por la agencia EFE.

La observación del eclipse parcial de sol, con telescopios adaptados con filtros y gafas especiales, se hará desde el Parque Central de León y en la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Unan-León). Los astrónomos aficionados esperan una gran afluencia de personas a observar ese evento astronómico. Carta Bodán.

La importancia de cielos oscuros y noches con estrellas

Imagen de Jesse Kraft Alamy - BBC Mundo
Imagen de Jesse Kraft Alamy – BBC Mundo

Cualquiera que viva en una ciudad sabe que el acto de mirar hacia arriba en la noche en busca de estrellas deriva en una casi inevitable decepción. O no están o sólo se divisan las que más brillan. Lo que pocos saben es que en realidad las personas cuentan con un Derecho a los Cielos Oscuros. Recordárselos fue una de las tareas de los cerebros de la astronomía mundial que se reunieron la semana pasada en Ciudad de México, una urbe de 22 millones de personas y un puñado de estrellas visibles, para hacer hincapié en la relevancia de la preservación de los cielos oscuros.

La cuestión va más allá de lo astronómico y científico, pues las implicancias de que la contaminación lumínica nos robe las estrellas son también sociales, culturales y ambientales. La mexicana Silvia Torres-Peimbert, presidenta de la Unión Astronómica Internacional (UAI, por sus siglas en inglés), una de las ponentes en el encuentro Derecho a los Cielos Oscuros, destacó cómo la contaminación lumínica tiene un impacto biológico en algunas especies y genera un gasto innecesario de energía en las ciudades, y reparó en el valor cultural de mirar las estrellas. “Un cielo sin estrellas es como tener un mundo sin flores, podemos vivir en ambas condiciones pero preferimos no hacerlo”, le dice a BBC Mundo.

El cielo oscuro es crucial, dicen los expertos del encuentro organizado por la Unesco y la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otras instituciones. “Lo necesitamos para poder ver los objetos más débiles o muy distantes y queremos conocer el Universo, y mucho del conocimiento viene de objetos muy distantes, de otra manera no alcanzamos a distinguir los objetos más débiles, porque vemos por contraste entre la oscuridad del cielo y el brillo de ese objeto”, explica Torres-Peimbert. Por cada 10% que aumenta el brillo del cielo, se pierde el 10% de oportunidades de divisar los objetos más débiles. Reportaje completo en BBC Mundo. Carta Bodán.

Maniobra desesperada para resucitar a la sonda “Philae”

El cometa 67P en cuya superficie está posada la sonda 'Philae' / ESA
El cometa 67P en cuya superficie está posada la sonda ‘Philae’ / ESA

A más de 200 millones de kilómetros de la Tierra, hay una nave en apuros y esta puede ser la última oportunidad para salvarla. Se trata de Philae, que en noviembre de 2014 entró en la historia al convertirse en la primera sonda que aterrizó en un cometa. La hazaña fue de todo menos dulce: tres impactos con el suelo, dos rebotes, y todo para acabar al borde del precipicio de un oscuro y frío cráter. A pesar de todo el artefacto pudo captar luz en sus paneles solares y enviar los primeros datos científicos a la Tierra.

Philae es parte de la misión Rosetta de la Agencia espacial Europea. El dispositivo, que aterrizó en la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, lleva sin dar señales de vida desde verano, antes de que el cometa pasase cerca del Sol. Ahora el 67P se está alejando del astro y a finales de este mes la luz será tan escasa y las temperaturas tan bajas que la sonda morirá para siempre.

Los ingenieros de la Agencia Espacial Alemana (DLR) que participan en la misión Rosetta van a mandar un comando por radio a Philae para activar su volante de estabilización. Es la primera vez que se intenta esta maniobra. “En el mejor de los casos, sacudirá el polvo que hay en los paneles solares y hará que se alineen mejor con el Sol”, ha explicado Koen Geurts, responsable técnico de la misión, en un comunicado de prensa de la DLR, que lidera el consorcio a cargo de la nave, publica El País.  Carta Bodán.

Así será el supereclipse de la superluna

The full moon is seen as it rises near the Lincoln Memorial, Saturday, March 19, 2011, in Washington. The full moon tonight is called a "Super Perigee Moon" since it is at it's closest to Earth in 2011. The last full moon so big and close to Earth occurred in March of 1993. Photo Credit: (NASA/Bill Ingalls)
Superluna vista en EE.UU. el pasado 20 de Marzo de 2011. Image Credit: NASA/Bill Ingalls

La distancia entre la Luna y la Tierra no es siempre la misma debido a que la órbita de nuestro satélite no es circular, sino elíptica. Si tomamos el periodo de 5.000 años, desde el año -1999 hasta el 3000, la distancia del perigeo lunar (mínima distancia Tierra-Luna) ha variado entre 356.355 y 370.399 km, mientras que el apogeo lunar (máxima distancia Tierra-Luna) lo ha hecho entre 404.042 y 406.725 km (Five Millennium Catalog of Solar Eclipses, Espenak and Meeus, 2009), informó El País.

Por definición, se producirá una superluna si la luna llena sucede cerca del perigeo lunar (normalmente a menos de dos días). Si bien es cierto que durante las superlunas la atracción gravitatoria lunar es mayor, el único efecto sobre nuestro planeta lo observaremos en mareas más vivas. El incremento gravitatorio sigue siendo demasiado débil para causar perturbaciones geológicas (terremotos, tsunamis…).

Si realizamos los cálculos, podemos darnos cuenta de que no es raro que la luna llena suceda cerca del perigeo. De hecho, suelen ocurrir de 3 a 5 superlunas en un año, de las 12 o 13 posibles (ver tabla de astropixels.com). Durante el año 2014 tuvimos cinco superlunas las mismas que se producirán en el año 2015, mientras que en el año 2016 solo tendremos cuatro. La mayor superluna del siglo XXI se producirá el 6 de diciembre del año 2052 con la Luna a una distancia de 356.429 km.

Por qué inquieta a la NASA

El domingo por la noche y la madrugada del lunes los habitantes de gran parte del mundo, incluido el continente americano, tendrán la oportunidad de disfrutar de un espectáculo poco usual. Se trata de un eclipse de Luna total (en el que la Luna queda completamente en sombras porque la Tierra se interpone entre ésta y el Sol) que además coincide con una superluna. Una superluna se produce cuando la Luna llena o nueva se encuentra en su punto más cercano a la Tierra.

La última vez que este extraño posicionamiento de los tres cuerpos celestes tuvo lugar fue en 1982. Y el próximo no ocurrirá sino hasta 2033. Pero mientras que para los amantes de la astronomía este espectáculo -en el que la Luna se torna de un color rojizo- puede ser simplemente hermoso o emocionante, para los expertos de la NASA es un pequeño dolor de cabeza. ¿Por qué? Porque temen que la falta luz solar pueda dejar sin energía a una de sus naves espaciales más importantes: el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO, por sus siglas en inglés), cuya misión consiste en explorar nuestro satélite natural.

“Hay dos cosas que ocurren durante un eclipse: comienza a hacer frío y no hay sol para cargar las baterías”, le explica a la BBC Noah Petro, científico de la agencia espacial estadounidense. El eclipse total durará más de una hora y “la nave se quedará sin luz directa del Sol por cerca de tres horas”. Tecnologías similares previas mostraron dificultades durante los eclipses, pero el LRO fue diseñado específicamente con esto en mente. Carta Bodán.

Una “luna azul” brillará el viernes, fenómeno que no se repetirá hasta 2018

El fenómeno se registró en 2012 y no se repetirá hasta 2018.
El fenómeno se registró en 2012 y no se repetirá hasta 2018.

El próximo 31 de julio tendrá lugar una “luna azul”, después de que el pasado dos de julio ya hubo una luna llena. Se estima que este fenómeno no se repetirá hasta el año 2018. Con el término “luna azul” se denomina a la segunda luna llena ocurrida durante un mismo mes del calendario georgiano, y este fenómeno se podrá observar el 31 de julio, informa la NASA. La primera luna llena tuvo lugar el pasado 2 de julio.

No obstante, a pesar de llamarse “azul”, el fenómeno, que no se repetirá hasta 2018, no tiene nada que ver con el color. Se cree que el origen del término, “blue” en inglés, proviene de una deformación de la palabra “belewe”, que en inglés antiguo significaba “traidor”, ya que una luna adicional en la primavera significaba extender el ayuno de la cuaresma. En algunas ocasiones, la Luna sí puede parecer azul, no obstante, esto ocurre debido a partículas en suspensión en la atmósfera que filtran la luz de la Luna.

Estas partículas suelen tener su origen en grandes incendios forestales o erupciones volcánicas. No obstante, a veces la Luna también puede adquirir un tono rojo si se encuentra en posición baja, por la misma razón por la que son rojas las puestas del sol. El fenómeno de la “luna azul” se suele repetir cada tres años. No obstante, en cada siglo, entre tres y siete veces puedan apreciarse dos “lunas azules” en un mismo año, la primera produciéndose siempre en enero, y la segunda, en marzo, abril o mayo.

Carta Bodán

Un telescopio en el fondo del mar para observar el universo más recóndito

12.000 sensores submarinos barrerán un kilómetro cúbico de mar en busca de neutrinos. / PROPRIETY KM3NET COLLABORATION / El País
12.000 sensores submarinos barrerán un kilómetro cúbico de mar en busca de neutrinos. / PROPRIETY KM3NET COLLABORATION / El País (Vídeo haciendo clic en la imagen)

El fondo del mar no parece ser el mejor lugar para instalar un telescopio. Y, sin embargo, es el emplazamiento idóneo para estudiar algunas de las zonas más recónditas del universo. Lugares de extraordinaria densidad o muy alejados en los que se producen algunos de los fenómenos más violentos del cosmos (explosiones de rayos gamma, núcleos de galaxias activas) escapan de los métodos de estudio convencionales y solo pueden ser analizados gracias a una tecnología que consiste en detectar neutrinos procedentes de lejanas galaxias para reconstruir los confines del espacio.

Los neutrinos son unas partículas que transmiten información muy valiosa, pero son muy escurridizos ya que apenas interaccionan con la materia. Por ello, los sensores capaces de detectar su rastro requieren de unas condiciones especiales que solo se dan en entornos de grandes volúmenes de hielo o agua. Un proyecto europeo con participación española ha diseñado el que será el mayor telescopio de neutrinos del mundo. El dispositivo -que funciona como una red de sensores- se comenzará a instalar este año a más de 2.500 metros de profundidad en distintos puntos del Mediterráneo.

Con una inversión prevista de 150 millones de euros, estará a pleno rendimiento en 2020. Hace menos de dos años, un equipo similar (el IceCube), emplazado en el hielo de la Antártida consiguió identificar por primera vez neutrinos de origen cósmico de alta energía. En el Mediterráneo, un proyecto de menor tamaño (Antares) lleva funcionando desde 2007 y ha servido de banco de pruebas del futuro KM3NeT (acrónimo en inglés de telescopio de neutrinos de un kilómetro cúbico, en referencia al volumen de agua que analizará). Un centenar de investigadores de las 40 instituciones que participan en esta iniciativa –procedentes de 10 países- se reunieron recientemente en Valencia para preparar la puesta en marcha de este nuevo telescopio, informó El País.

Carta Bodán

El Hubble capta la “cruz de Einstein” de una supernova

La Cruz de Einstein, una lejana explosión de supernova multiplicada por cuatro. / Imagen de elpais.com
La Cruz de Einstein, una lejana explosión de supernova multiplicada por cuatro. / Imagen de elpais.com

El telescopio espacial Hubble fotografió un sorprendente fenómeno: una lejana explosión de supernova multiplicada por cuatro debido a que su luz se curva por el efecto gravitatorio de una galaxia masiva, que está en un grupo galáctico también masivo interpuesto en la línea de visión desde la Tierra. Es la primera vez que se capta este efecto, denominado La Cruz de Einstein, con una supernova, aunque se conocía ya en decenas de casos de cuásares y de galaxias, anuncia la Agencia Europea del Espacio (ESA).

La galaxia que actúa como lente gravitacional para la supernova (bautizada por los científicos como Refsdal) está a una distancia de unos 5.000 millones de años luz de la Tierra y la explosión estelar, a unos 9.500 millones de años luz. La gran masa galáctica curva el espacio-tiempo y, por tanto, la luz de la supernova lejana al pasar junto a ella, formándose así, para el observador terrestre, las cuatro imágenes separadas de la explosión estelar con su luz magnificada.

“Fue una completa sorpresa”, explicó Patrick Kelly, investigador de la Universidad de California en Berkeley (EE UU) y miembro del equipo GLASS que da a conocer el hallazgo esta semana en la revista Science, en una sección especial dedicada al centenario de la Teoría de la Relatividad General de Einstein. Kelly, en concreto, fue quien halló la supernova multiplicada por cuatro analizando datos tomados por el Hubble (de la NASA y la ESA) en noviembre de 2014.

Carta Bodán

NASA quiere crear una “ciudad-nube” flotante para estudiar Venus

Volcanes de Venus // Imagen de www.astromia.com
Volcanes de Venus // Imagen de www.astromia.com

Un equipo de científicos de la NASA quiere construir una “ciudad-nube” flotante para llevar a los humanos a ocupar permanentemente la atmósfera de Venus. Pese a que Venus tiene características muy similares a las de la Tierra, no es un planeta muy apto para la vida por sus condiciones climáticas infernales. Envuelto en una atmósfera muy densa de nubes de ácido sulfúrico tóxico y con una presión en su superficie 90 veces mayor que la de Tierra, es el planeta más caliente del Sistema Solar.

El Centro de Investigación Langley de la NASA ofrece una idea innovadora que podría solucionar este problema: instalar una residencia para los humanos en la atmosfera, informó IFL Science. Denominado “Concepto Operacional de Venus de Gran Altitud (HAVOC)”, el programa incluye una serie de operaciones que se iniciarán con el envío de un robot a la atmósfera para probar sus aguas y continuarán con una misión orbital tripulada de 30 días.

Si tiene éxito, el HAVOC podría permitir la presencia permanente de la tripulación en una “ciudad” flotante en la atmósfera del planeta. La misión se realizaría con ayuda de aeronaves llenas de helio e impulsadas con energía solar. Las naves flotarían a 50 kilómetros sobre la superficie de Venus, donde la temperatura sería razonable. También habría suficiente energía solar para alimentar las naves, mucho más que en Marte, y la exposición a la radiación sería aproximadamente la existente en Canadá, señala el medio.

Carta Bodán

Metano generó organismos vivos en Marte

Detectan metano en la atmósfera de Marte.
Detectan metano en la atmósfera de Marte.

El robot Curiosity de la NASA, que se encuentra en Marte en estos momentos, detectó sustancias químicas orgánicas activas, entre ellas metano, que apuntan a la posible presencia de bacterias en el planeta, o lo que es lo mismo, a la existencia de vida. Aunque recientemente los científicos encontraban pruebas de la presencia de agua en Marte, la pregunta principal de la comunidad científica quedaba aún sin respuesta:

¿Hay vida en el planeta rojo? El Curiosity de la NASA detectó una fuente de metano en la atmósfera alrededor del dispositivo además de otras moléculas activas en las muestras de rocas y polvo recogidas por el robot estadounidense. Los investigadores de la NASA consideran que solo hay dos posibles explicaciones para la presencia de restos orgánicos en Marte: Se formaron en el planeta o llegaron a Marte a través de un meteorito. “Seguiremos investigando las sustancias orgánicas encontradas en Marte”, aseguró John Grotzinger, científico del Instituto Tecnológico de Pasadena, California.

Las moléculas orgánicas que contienen carbón e hidrógeno son ladrillos químicos de vida, aunque a veces pueden existir sin la presencia de la misma. A pesar de que las muestras recogidas por el Curiosity no garantizan la presencia de microbios vivos en el planeta rojo, arrojan luz sobre las sustancia activas del Marte moderno y respecto a las condiciones favorables para la vida del Marte antiguo, publicó Russia Today.

¿Qué acabó con la atmósfera marciana?

Un satélite de la NASA obtuvo datos que indican que Marte perdió su atmósfera de una forma diferente a lo que se creía hasta ahora. La fuerza que destruyó la atmósfera del planeta rojo procedía probablemente del viento solar, el flujo partículas superionizadas de las capas superiores de sol, señala el sitio oficial de la NASA.

Anteriormente, los científicos presuponían que el viento solar no podía penetrar en la ionosfera, que es la capa superior de la atmósfera ionizada por los rayos solares. Sin embargo, los datos obtenidos por el satélite MAVEN demostraron que esta teoría estaba equivocada, reportó Russia Today.

Datos del MAVEN demuestran que una parte de los iones del viento solar pierden su carga eléctrica y se neutralizan, lo que les permite penetrar la atmósfera. Al llegar hasta las capas más bajas, las partículas recuperan la carga. Científicos de la NASA suponen que la comprensión de este proceso permitirá establecer la relación entre las capas bajas, que forman el clima, y las capas altas de la atmósfera.

Carta Bodán

Sonda de la NASA se prepara para un encuentro histórico con Plutón

Desde su lanzamiento en enero del 2006, la sonda ha tenido 18 períodos de hibernación separados entre 2007 y 2014. / Imagen © NASA
Desde su lanzamiento en enero del 2006, la sonda ha tenido 18 períodos de hibernación separados entre 2007 y 2014. / Imagen © NASA

La sonda espacial New Horizons de la NASA, lanzada en el 2006, saldrá de la hibernación el próximo 6 diciembre para prepararse para su gran encuentro con Plutón y sus lunas. “New Horizons está sana y navega silenciosamente a través de espacio profundo, pero su descanso casi ha terminado”, dijo Alice Bowman, responsable de la misión citada por el portal “IFL Science”. “Es hora de que New Horizons despierte, vaya a trabajar y empiece a hacer historia”, agregó. Desde su lanzamiento en enero del 2006, la sonda ha tenido 18 períodos de hibernación separados entre 2007 y 2014, que variaron de 36 a 202 días, informa el portal oficial de Russia Today.

En el modo de hibernación gran parte del ingenio espacial se queda sin alimentación; los sistemas imprescindibles de control de la sonda envían un solo tono cada semana a la Tierra. Durante ese modo los operadores “la han despertado” solo para revisar los sistemas críticos, calibrar instrumentos, recopilar datos científicos, ensayar actividades para el encuentro con Plutón y realizar correcciones de rumbo. Según la NASA, este sistema de hibernación ha limitado el desgaste de su electrónica, además de reducir los costos de operaciones. Pero el próximo 6 de diciembre New Horizons “despertará de su último sueño”, cuando estará a más de 260 millones de kilómetros.

Tras la puesta a punto de todos sus sistemas, las observaciones distantes del sistema Plutón comenzarán el 15 de enero y continuarán hasta finales de julio del 2015, con un enfoque más cercano al planeta el 14 de julio. La misión de la sonda es conseguir una mejor comprensión de Plutón y sus lunas, así como hacer observaciones del Cinturón de Kuiper, una posible fuente de cometas de corto período. Los científicos de la NASA planean mapear la geología y composición de la superficie de este planeta enano, tomar imágenes de alta resolución de la atmósfera y medir las temperaturas de Plutón.

Carta Bodán