FSLN se adjudica 135 alcaldías, una más que en 2012

Dos muertos, tres heridos y seis casas quemadas en Sandy Bay luego de las elecciones municipales. / Imagen de NGTV, Canal 3, Nueva Guinea.

El presidente Daniel Ortega, su esposa y vicepresidente Rosario Murillo y su partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), lograron 135 de las 153 alcaldías en Nicaragua, tras un nuevo “fraude” o “farsa” electoral del sandinismo, según opositores.

El proceso se ha visto empañado, además, por una serie de graves irregularidades que provocaron las protestas ciudadanas en diferentes municipios del país, las cuales han sido reprimidas por las fuerzas especiales de anti motines de la Policía Nacional

La tarde de este lunes Roberto Rivas, presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) dijo que más de 2.1 millones de personas habían participado en las municipales, para un aproximado de 51.74 por ciento de los electores registrados en el Padrón Electoral y designó 11 alcaldías al Partido Liberal Constitucionalista (PLC), 6 a Ciudadanos por la Libertad (CxL)y 1 a la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).

Las protesta ciudadana, en reclamo de resultados tras el proceso electoral considerado fraudulento, ya dejó 5 fallecidos en diferentes comunidades del país, desaparecidos y al menos 14 personas heridas, así como casas quemadas, según reportes oficiales y de organismos de observación independientes.

Dos indígenas simpatizantes del partido regional Yátama resultaron muertos, tres heridos y seis casas de simpatizantes sandinistas quemadas, fue el resultado de la violencia generada por lo que la población considera “fraude electoral” en Sandy Bay, municipio en la desembocadura de Río Grande, en el Caribe Sur de Nicaragua.

El movimiento político opositor Frente Amplio por la Democracia (FAD), calcula una abstención “cercana al 80% en casi todo el país, salvo en algunos municipios específicos”.

Según el movimiento, integrado entre otros por dirigentes de la antigua principal fuerza opositora, Nicaragua “ha dicho basta ya mediante la abstención activa y consciente”, por lo que “la gigantesca abstención de los nicaragüenses en estas votaciones, subraya el rechazo al fraude y al sistema electoral corrupto”.

El sandinismo alcanza así una alcaldía más que las logradas en 2012 (134), otro proceso considerado como fraudulento por la oposición.

Con los cuestionamientos al proceso de ayer, Ortega y su partido suman desde 2008 cinco procesos electorales considerados como fraudes, ya sea para elegir alcaldes o reelegirse él, en 2011 y 2016.

Captura de imagen

Esta mañana, a través de su cuenta personal en Twitter, la congresista republicana Ilena Ros-Lehtinen, una de las principales impulsoras de la ley Nica Act, manifestó su preocupación ante las primeras denuncias sobre el presunto fraude electoral y la represión gubernamental  a las protestas opositoras.

“Hay que ir fortaleciendo la paz con democracia. Gracias a Dios las elecciones municipales se han desarrollado con menos incidentes violentos y sangrientos, (aunque) han habido reyertas y muertos entre algunos nicaragüenses”, dijo Ortega, al momento de ejercer su voto en Managua, la tarde del domingo.

Aunque su partido destaca la transparencia de los comicios, el FAD detectó las anomalías del proceso electoral, incluyendo la alta abstención como resultado de la apatía ciudadano a los procesos electorales anímalos de Ortega, pero a su vez constituye un rechazo masivo al denominado fraude.

En todos los municipios se hizo uso masivo de la treta conocida popularmente como “ratón loco” contra votantes de todo el país. El ratón loco es el cambio del votante opositor de su JRV habitual, hacia otra que hasta puede estar ubicada en un municipio o una ciudad distinta, para que se abstenga de votar.

El ratón loco ya fue aplicado en el reciente fraude electoral de Nicolás Maduro en las elecciones regionales, cuya asesoría del sistema electoral venezolano fue recibida de parte de técnicos nicaragüenses que hacen lo mismo en Nicaragua, según denuncias de la Mesa Unidad Democrática (MUD).

“El orteguismo entregó cédulas (incluso el día de la votación) a sus partidarios para ejercer el voto múltiple. Fueron entregadas un número no determinado de credenciales amarillas a sus militantes, enmascaradas como “auxiliares de JRV” para hacer posible que votaran en cualquier mesa. En muchas juntas, aparecieron personas que jamás habían votado en esas mesas, siendo completamente desconocidas para los vecinos”, según el FAD.

Diversas denuncias sobre irregularidades

En todo el país este movimiento político comprobó el uso de dos tipos de tinta, una de las cuales se borraba inmediatamente y la otra no. La tinta es la marca en uno de los dedos pulgares de la persona que lo señala como votante. Debe ser indeleble para que un mismo elector lo haga varias veces en otras JRV.

No obstante, el uso de esa tinta fue profuso con empleados públicos, soldados, policías, personal del sistema penitenciario y personas reconocidas como orteguistas les permitió votar varias veces.

“Empleados públicos, incluyendo maestras, maestros y personal de salud, fueron obligados a votar, a fotografiar su dedo manchado y su voto para reportarlo con los responsables que les han asignados, so pena de ser despedidos. Los empleados públicos están advertidos de que deben presentar pruebas de haber votado, hoy en sus oficinas”, según las irregularidades recabadas por el FAD.

Además, los fiscales no comprados por el sandinismo fueron acosados en sus JRV o asignados a juntas distintas a las que estaban previstas. En otros casos, miembros de mesa no comprados, han sido impedidos de integrarse en tiempo y forma a sus labores en los recintos electorales.

Personas de comunidades rurales reportaron amenazas y advertencias hechas por los líderes políticos de barrio del sandinismo, que si no salían a votar, deben olvidarse de cualquier beneficio de programas sociales del gobierno.

En municipios de todo el país el FAD constató la presencia de portátiles de civiles (grupos de personas generalmente de otros municipios), policías y soldados utilizados para alterar cifras de votación. Bienes del estado fueron utilizados para este fin.

Al momento del cierre de la votación hemos empezado a recibir denuncias de actas de cierre de JRV ilegibles o en blanco, según el FAD.

Acerca de albaro24

Administrador y editor.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario